Wir sind Helden: la nueva Nueva Ola Alemana | Música | DW | 17.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Wir sind Helden: la nueva Nueva Ola Alemana

Formada en el año 2000, el grupo alemán Wir sind Helden (Somos héroes) no tardó en atraer a una multitud de seguidores, apelando a melodías pegajosas y letras que se dejan cantar sin sacrificar la densidad del contenido.

default

Canciones y cuatro personas críticas: Wir sind Helden.

La historia del grupo alemán Wir sind Helden, cuyo nombre se deja traducir literalmente como “somos héroes”, es una muy singular: la banda se formó en Hamburgo en el año 2000 y se promocionaba vendiendo camisetas de segunda mano en las que sus miembros pintaban la frase: “Guten Tag – Wir sind Helden (Buenos días – somos héroes)”. Ese era, por cierto, el título de su primer éxito; una canción de la cual sólo se produjeron 3.000 ejemplares y que gozó de difusión gracias, sobre todo, a la emisora berlinesa Radioeins.

CD Cover Wir sind Helden Die Reklamation

“Die Reklamation" (El reclamo), es el título de su primer álbum.

Guten tag estaba a medio camino entre la chanson francesa y el punk más irreverente. Su letra expresaba una posición crítica de cara al consumismo y su ritmo puso al país entero a bailar. Die Reklamation (El reclamo) es un título perfecto para su primer álbum, lanzado al mercado en 2002. “Yo creo que esta fijación con el acto de reclamar nos acompaña todo el tiempo“, comenta la vocalista y emblema de Wir sind Helden, Judith Holofernes. “Nosotros siempre estamos exigiendo, sea amor incondicional o libertad”, agrega inspirada.

La nueva Nueva Ola Alemana

02.10.2010 DW-TV Kultur.21 Judith Holofernes (Close Up)

Judith Holofernes: cantante, letrista y alma del grupo.

Con Wir sind Helden se forma una suerte de nueva Nueva Ola Alemana, pero sin esa aura bizarra y graciosa que rodeaba a los artistas etiquetados como parte de aquel fenómeno de principios de los ochenta. Wir sind Helden hicieron explícito desde el principio su compromiso con “lo verdadero, lo bello y lo bueno”, subrayado por el talante nada cool, sino más bien amistoso y abierto de Holofernes; una joven sin tapujos a la hora de cantar cuatro verdades, pero siempre con una sonrisa.

El bajista de la banda, Mark Tavassol, agrega que “Judith escribe las mejores canciones en alemán que yo conozca. Y uno también percibe ese don cuando se le escucha hablar”. De hecho, es muy probable que el grupo le deba su popularidad a sus juegos de palabras: un año después de su lanzamiento, Die Reklamation se erige en uno de los discos más vendidos de la temporada. El álbum siguiente, Von hier an blind (Ciega de aquí en adelante), debutó directamente en el primer lugar de la cartelera alemana en 2005.

Una pizca de ironía

Konzert Wir sind Helden

A diez años de su debut, Wir sind Helden siguen siendo un fenómeno de masas.

Detrás de las canciones se esconden cuatro seres bienintencionados, críticos y políticamente correctos. El nombre de la banda, Somos héroes, podría contener una pizca de ironía, pero no por eso deja de hacer honor a la verdad: los miembros del grupo se han convertido en figuras ejemplares para muchos alemanes. “Cuando uno se expone en medio del bosque y anuncia que quiere aportar algo bueno al mundo, sea como persona o como artista, uno se topa con una enorme resistencia”, sostiene Holofernes.

Diez años después de haber aparecido en el panorama musical alemán, Wir sind Helden siguen siendo un fenómeno de masas con magnetismo suficiente para atraer a varias generaciones. En comparación, sucesores como los miembros de los grupos Juli y Silbermond la tienen difícil.

Autora: Eva Gutensohn / Evan Romero-Castillo
Editora: Luna Bolívar Manaut

Y tanto el tercer disco de Wir sind Helden, Soundso (Así y así), como el cuarto, Bring mich nach Hause (Llévame a casa) –grabado tras una pausa de tres años, en los que Holofernes se dedicó en cuerpo y alma a su bebé–, fueron celebrados por sus seguidores y por la crítica especializada. El grupo recibe premios, discos de oro y de platino como reconocimiento a la calidad de su trabajo y a las ventas registradas por sus álbumes. Y es que sus melodías son infecciosas y sus letras se dejan cantar sin sacrificar la densidad del contenido.

DW recomienda

Publicidad