VW anuncia planta en los Balcanes: ¿Qué países tienen más posibilidades? | Economía | DW | 06.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

VW anuncia planta en los Balcanes: ¿Qué países tienen más posibilidades?

Sobre todo Bulgaria y Serbia esperan atraer la anunciada inversión de VW en "Europa del Este". Los costos de personal son bajos en ambos países. ¿Qué más puede decidir la ubicación de la nueva planta?

Se trata de una inversión de alrededor de mil millones del gigante automovilístico alemán Volkswagen (VW). La inyección de 1.400 millones de euros ofrecerá empleo a 5.000 personas y aumentará las exportaciones nacionales en 4.500 millones de euros anuales. Desde que VW anunció una nueva planta multimarca en "Europa del Este" en noviembre pasado, no solo Bulgaria y Serbia, sino también Rumania, Turquía y Macedonia ansían ser el país escogido. Hasta el momento, según información de DW procedente de la sede mundial de la empresa en Wolfsburg, "actualmente no se ha tomado aún la decisión sobre la ubicación". Los medios de comunicación especulan que VW se decidirá en abril, y los primeros autos de la nueva planta circularían en 2023.

VW quiere fabricar más coches eléctricos en Alemania.

VW quiere fabricar más coches eléctricos en Alemania.

Espacio para coches eléctricos en Alemania

El fabricante de automóviles alemán se ha interesado por el sureste de Europa desde hace algún tiempo. Esto encajaría con las declaraciones de especializar, en el futuro, las plantas matrices en Zwickau, Emden y Hannover para fabricar vehículos eléctricos. La producción del "VW Passat" ya se ha trasladado a la República Checa. Los dos modelos "Škoda Karoq" y "SEAT Ateca" procederán pronto de la nueva fábrica en los Balcanes.

"Por supuesto, la razón principal es el costo del personal, que es mucho más bajo que en Europa occidental", dice Stefan Bratzel, del Centro de Administración Automotriz (CAM). Incluso países como Polonia o Hungría no estarían entre los candidatos, debido al aumento de sus salarios. "El segundo punto importante es el costo de la energía. El tercero es que tiene la red de proveedores in situ", enfatiza Bratzel en entrevista a DW.

En Serbia creen tener más ventaja en todos los aspectos que los otros países. El salario medio en el país es inferior a 500 euros netos al mes. Se pretende atraer a los potenciales inversionistas con generosos subsidios, desgravaciones fiscales e inversiones estatales en infraestructura. Además, varios proveedores de automóviles alemanes ya tienen su sede en Serbia: por ejemplo, el especialista en cables Leoni o ZF Friedrichshafen.

"El personal cualificado es siempre un aspecto decisivo. La planta es fácil de construir en cualquier lugar", dice Mladen Alvirović, experto en automóviles de Serbia, en una entrevista televisiva. Con mano de obra capacitada, Serbia también puede triunfar, porque el grupo italiano FIAT tiene una fábrica moderna en Serbia desde hace años. "Estos trabajadores son una buena base para los fabricantes de automóviles", dice Alvirović.

Planta de Skoda en Mlada Boleslav, República Checa.

Planta de Skoda en Mlada Boleslav, República Checa.

¿Depende la ubicación de la ayuda estatal?

También el gobierno búlgaro confía en que su país gane la carrera. Hace unas semanas, los representantes de VW estuvieron en Sofía y las negociaciones ya estaban muy avanzadas, según un representante del partido en el poder, que prefiere quedar en el anonimato. Los políticos y expertos en la capital búlgara suponen que la pertenencia de Bulgaria a la UE es una ventaja en la competición con Serbia.

"Eso es muy importante", dice Bratzel, experto alemán en automóviles. Si bien Serbia, como país candidato a la UE, ya opera en gran medida libre de impuestos con la UE, ser miembro ofrece reglas aún más simples y un mejor intercambio de mercancía y piezas. "Pero eso no significa necesariamente que VW se decida a favor de Bulgaria. Tenemos que esperar", aclara Bratzel.

Mitko Vasilev, jefe de la Cámara de Comercio e Industria Germano-Búlgara, cree que los políticos de Sofía y Belgrado están dispuestos a atraer a VW con una suculenta inversión estatal. "La parte búlgara, sin duda, hará todo lo posible para crear buenas condiciones para una inversión, pero deben respetarse las normas de la UE ", explica Vasilev a DW. "Por otro lado, Serbia no es miembro de la UE, y las normas que limitan la ayuda estatal no se traducirán allí tan estrictamente", cree.

Este negocio potencial podría cambiar "el estado de nuestra economía", dice entusiasmado el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić. El populista ha colaborado desde el principio en el desarrollo de la estrategia general. Al igual que en los países vecinos, a los políticos les gusta mostrarse en Serbia como los responsables de las inversiones. Para la propaganda política, una planta de VW sería un verdadero éxito.

(rmr/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda