Volkswagen deja de producir el ″New Beetle″ para dar lugar a los todoterreno | América Latina | DW | 21.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Volkswagen deja de producir el "New Beetle" para dar lugar a los todoterreno

El último Beetle de Volkswagen se fabricará en julio de 2019. El fabricante automotriz alemán se concentrará en México en la producción de todoterrenos (SUV).

Desde 1964, Volkswagen construye el Beetle en su planta de Puebla. El grupo se convirtió así en el pionero de otros fabricantes de automóviles alemanes en México. Hoy, este país latinoamericano es uno de los centros de producción más importantes para la industria alemana de automóviles, y el escarabajo, que durante mucho tiempo dominó el paisaje urbano de la Ciudad de México, es un ícono de ese desarrollo.

"Con cerca de 1,7 millones de unidades producidas, Volkswagen México fue, durante más de 20 años, una planta de producción exclusiva para el mercado mundial del sucesor del escarabajo, el New Beetle y New Beetle descapotable. 

"Mientras la planta de Puebla está planeando una edición especial final de este modelo icónico, la fábrica está enfocada en la producción de modelos todoterreno (SUV), lo que contribuye a la ofensiva marca global en este segmento", dijo a DW la vocera de la división de VW México, María del Consuelo Minutti Laso.

Una vez se introduzca el Golfo 8, también la producción del VW Golfo será retirada de Puebla (México) y Zwickau (Alemania) para integrarla en la planta matriz de Wolfsburgo. La planta de Volkswagen de Puebla es, con sus casi 15.000 trabajadores, la fábrica de automóviles más grande de México. Allí se producen el Jetta, Golfo, Golfo Variant, el Escarabajo, Escarabajo descapotable y el Tiguan, principalmente para el mercado de Estados Unidos, en donde la demanda de los modelos SUV ha aumentado.

Dudoso éxito de la campaña de SUV

"Volkswagen México se ha unido con éxito a la ofensiva de los todoterreno de VW con la producción del Tiguan (versión larga) para el mercado global. De este modelo ya ha logrado producir más de 200.000 unidades” según Minutti.

La segunda generación del Tiguan se fabrica en Puebla desde enero de 2016. VW invirtió mil millones de dólares en dicha planta. Sin embargo, las cifras de ventas han caído últimamente. Esto ha llevado a una disminución en la producción del 11% en los primeros ocho meses de 2018, en comparación con el mismo período del año anterior.

"Volkswagen aumentará la producción de autos eléctricos en sus plantas alemanas y fábricas proveedoras en Braunschweig, Salzgitter y Kassel, en combinación con inversiones masivas”, agrega Minutti, sin decir una palabra sobre el impacto de la reestructuración en Puebla. Tampoco el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen de México (SITIAVW) se ha pronunciado al respecto.

Lo cierto es que la reducción gradual de trabajadores está relacionada con la disminución de las ventas y la producción, como en  los casos de Nissan y Toyota.

¿Presiones de Trump?

Minutti tampoco respondió, en qué medida la reestructuración tiene que ver con la agresiva política comercial del presidente estadounidense, Donald Trump. A finales de agosto de este año, Estados Unidos y México llegaron a un sorpresivo acuerdo en la disputa sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En consecuencia, el valor agregado en la producción de autos provenientes de México se elevará del 62.5% actual, al 75%, como demanda Estados Unidos.

Además, entre 40 y el 45% de cada vehículo deberá ser fabricado en plantas en donde los trabajadores ganen, al menos 16 dólares por hora. En México, el salario por hora en las plantas de fabricación, incluidas las prestaciones sociales, es el equivalente de 8 dólares. En los talleres de los proveedores los trabajadores ganan apenas 4 dólares. No se sabe aún si los trabajadores de VW se beneficiarán de la nueva regulación del TLCAN y la reestructuración en las plantas de producción.

Pero algo es cierto: "La pérdida del escarabajo, después de tres generaciones evoca muchas emociones entre sus aficionados. No hay planes inmediatos para reemplazarlo”, dice Hinrich J. Woebcken, presidente y gerente de VW América del Norte. Pero, agrega el ejecutivo, uno nunca debería decir "de esta agua no beberé”.

Andreas Knobloch (JOV/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda