Visiones de una ciudad libre de CO2 | Ecología | DW | 23.07.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Visiones de una ciudad libre de CO2

Las ciudades emiten el 75% del dióxido de carbono del mundo. Nuevos proyectos urbanos en Abu Dhabi, China y EE.UU. compiten por el título de la ciudad más limpia.

La ciudad del futuro tiene que ser una urbe de distancias cortas. Sus habitantes deben evitar los autos y utilizar el transporte público. En el estudio “La ciudad libre de CO2”, el Instituto alemán para la Investigación de Espacios Urbanos (BBSR), muestra como diferentes poblaciones enfrentan los retos.

En el emirato árabe de Abu Dhabi se fundó en 2006 Masdar, la ciudad ecológica del futuro. El tráfico rueda en un nivel diferente al de los peatones. Los arquitectos ensayan diversos tipos de celdas solares para implementar energía fotovoltáica en el desierto. Una torre absorbe el aire usado y lo cambia por suave brisa. Sólo que, hasta ahora, es poco lo que se ha construido de esta ciudad futurista. Masdar City ha sido frenada por la crisis económica. Son pocas las construcciones terminadas.

¿Verde color carbón?

Masdar: una ecourbe en el desierto.

Masdar: una "ecourbe" en el desierto.

No así en Lingang New City, una ciudad satélite de Shanghai, que, según el estudio del BSRR, se “llena poco a poco de vida”. Las calles parten, en forma de estrella, desde un lago artificial en el centro. La ciudad tiene tiendas, parques y una densa red de ciclovías que hacen superfluo el uso del auto. Los planificadores quieren emplear sólo energías alternativas. Este proyecto cuesta con el apoyo del Gobierno chino y es presentado como un “ejemplo de crecimiento a favor del medio ambiente sostenible”, dice André Müller, coautor del estudio.

Los planes prevén que en Lingang New City trabajarán y vivirán 800.000 personas. Esta ciudad portuaria quiere demostrar que será capaz de acoger a parte de los 500 mil millones de personas que emigrarán a las urbes asiáticas en los próximos años.

Pero la realidad es que la mayor parte de la energía consumida actualmente en Lingang proviene del carbón y plantas nucleares. El crecimiento económico y la atracción de empresas y nuevos pobladores tienen, por ahora, prioridad.

Cultura indígena como ejemplo

Civano, en los suburbios de la ciudad estadounidense de Tucson, en Arizona, no tiene ni molinos de viento ni ciclovías. Aún así, esta pequeña ciudad es un ejemplo ecológico. Las casas son de heno y materiales reciclables. Los arquitectos se han basado en la cultura de la etnia Pueblo que se ha adaptado al clima del desierto y consumen la mitad de energía que el resto de los habitantes de Arizona.

Lingang New City: una ciudad china que quiere ser verde.

Lingang New City: una ciudad china que quiere ser verde.

Pero tan fascinante como parezca la construcción de ciudades nuevas, resulta difícil remodelar las ya existentes para convertirlas en “ecourbes”. En cascos de ciudades antiguas viven ya millones de personas que no siempre están de acuerdo con las modernizaciones. En Europa, en donde la población decrece, la idea es conservar la infraestructura existente. Aún así, con la implementación de celdas solares y techos verdes se podría lograr mucho, dice el citado estudio.

Oportunidad para innovar

La construcción de ciudades en lugares libres de dióxido de carbono debería ser más impulsada mediante programas que incentiven a los propietarios de inmuebles. Los proyectos piloto ofrecen la oportunidad de probar nuevas tecnologías.

Autora: Matilda Jordanova-Duda / JOV

Editor: Claudia Herrera-Pahl

DW recomienda