Violentas protestas en la mayor fábrica de iPhone de China | El Mundo | DW | 23.11.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Violentas protestas en la mayor fábrica de iPhone de China

Trabajadores de la mayor planta de fabricación de iPhone en China, propiedad de Foxconn, protestaron para exigir mejores condiciones laborales.

Trabajadores con mascarillas fuera de un edificio.

Trabajadores de la planta de celulares de China, en plena protesta.

Foxconn, también conocida por su nombre oficial Hon Hai Precision Industry, es el mayor fabricante de electrónica del mundo y ensambla aparatos para muchas marcas internacionales. El gigante tecnológico es propietario de la mayor planta de fabricación de iPhone en China, donde el miércoles (23.11.2022) estallaron violentas protestas por parte de los trabajadores, que protagonizaron enfrentamientos con el personal de seguridad, para pedir mejores salarios y mejores condiciones de vida en la fábrica.

En videos compartidos en las redes sociales Weibo y Twitter, se puede ver a cientos de trabajadores de esta planta, situada en Zhengzhou, manifestándose una carretera a la luz del día. Algunos se enfrentaron a la policía antidisturbios y a personas con trajes de protección. El propio Foxconn confirmó los disturbios. Un video filmado por la noche mostraba a un hombre con la cara ensangrentada, mientras alguien fuera de cámara decía: "Están golpeando a la gente, golpeando a la gente. ¿Tienen conciencia?".

Comunicado de Foxconn

Otro video, filmado en el mismo lugar, mostraba a decenas de trabajadores enfrentándose a policías al grito de "¡Defendamos nuestros derechos!", mientras otra voz habla de "bombas de humo" y "gases lacrimógenos". En un video filmado de día, aparecen varios camiones de bomberos rodeados de policías con trajes de protección cerca de los bloques de viviendas, mientras se oye una voz en un altavoz que dice: "Todos los trabajadores, por favor, vuelvan a sus alojamientos, no se asocien con una pequeña minoría de elementos ilegales".

El hashtag en Weibo "Disturbios en Foxconn" parecía haber sido censurado el miércoles, pero algunos mensajes hacían referencia a que las protestas siguen en curso. Foxconn dijo que los trabajadores se habían quejado de los salarios y las condiciones en la planta. "En lo que se refiere a la violencia, la compañía seguirá comunicándose con los empleados y el gobierno para evitar que se repitan incidentes similares", dijo el gigante tecnológico taiwanés en un comunicado.

MS (afp/dlf)

     

     

         

DW recomienda