Violencia preelectoral en Pakistán | El Mundo | DW | 10.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Violencia preelectoral en Pakistán

Al menos tres personas murieron y unas 12 resultaron heridas al estallar una bomba en un mercado en la región noroeste de Pakistán, informaron las autoridades, mientras el país se prepara para las elecciones generales.

Una motocicleta que llevaba explosivos estalló en el mercado de Khawaya Yan, en Miranshah, la principal ciudad de Waziristán del Norte, una zona donde están activos los talibanes.

Un autobús que pasaba en ese momento por el lugar fue alcanzado por la deflagración, señaló una fuente de la policía. La mayoría de las víctimas son sus pasajeros.

No está claro cuál era el objetivo del ataque, pero varios candidatos independientes que se presentan a las elecciones parlamentarias tienen oficinas en el área.

En otro ataque con bomba contra una oficina del Partido Popular de Pakistán (PPP) en Quetta cinco personas resultaron heridas. Y en combates en la zona tribal de Kurram tres soldados y nueve talibanes murieron, según informaciones militares.

Ver el video 01:03
Now live
01:03 minutos

Votación en medio del miedo

Cierre de campaña

La campaña electoral cerró a la medianoche del jueves tras días cargados de violencia. Más de 86 millones de paquistaníes están llamados a elegir un nuevo Parlamento. Es la primera vez que un gobierno votado en las urnas traspasa el poder a otro elegido democráticamente en Pakistán.

Se vota a 272 representantes y se estima que el gubernamental PPP del presidente Asif Ali Zardari, sufrirá una dura derrota.

Según la última encuesta dada a conocer el jueves, la vencedora será la liga islámica Nawaz/PML-N de Nawaz Sharif, que ya ha sido primer ministro dos veces. Le seguirá Tehreek e Insaf (PTI), de la leyenda del cricket local Imran Khan. El PPP acabaría en tercer lugar. Los resultados provisionales de los comicios se esperan el domingo.

Las elecciones se realizarán en medio de fuertes medidas de seguridad, vigiladas por más de 620.000 efectivos, entre ellos 90.000 soldados, por encima de los 70.000 originalmente previstos, y las autoridades han cerrado los pasos fronterizos.

Durante la campaña electoral murieron más de 110 personas, sobre todo en ataques de los talibanes contra los partidos laicos. El jueves fue secuestrado además el hijo del ex primer ministro Yusuf Raza Gilani, Syed Ali Haider Gilani, que se presentaba como candidato del PPP. Nadie se ha atribuido hasta ahora el hecho.

Los extremistas consideran la democracia antiislámica. "Hay personas que quieren evitar las elecciones a cualquier precio", dijo hoy el ministro de Información, Arif Nizami. Las medidas de seguridad volvieron hoy a endurecerse.

El presidente de la Comisión Electoral, Fakhruddin Ibrahim, llamó a los paquistaníes a acudir a las urnas y a no dejarse intimidar por las amenazas de violencia: "Si la gente buena no hace uso de su derecho al voto, ganarán las malas personas. Yo creo que el futuro del país será diferente si el 60 por ciento de los electores depositan su voto", dijo. En las parlamentarias de 2008 la participación se cifró en el 43,7 por ciento.

EL(dpa, afp,ap)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad