Violencia marca nueva jornada de protestas en Egipto | El Mundo | DW | 30.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Violencia marca nueva jornada de protestas en Egipto

Hermanos Musulmanes consiguieron una masiva convocatoria, pese a ola de detenciones contra sus principales dirigentes.

“El viernes de la determinación” al que convocaron los movimientos islamistas encabezados por los Hermanos Musulmanes en Egipto congregó a miles de personas, revitalizando las manifestaciones de los seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi, quien fue derrocado en 3 de julio en un golpe de Estado realizado por las fuerzas armadas.

Tras una seguidilla de detenciones de líderes políticos opositores al actual gobierno interino, las últimas jornadas de protesta se habían caracterizado por su escasa convocatoria. Esa tendencia fue revertida en esta oportunidad. La violencia, asimismo, volvió a aparecer, y dejaba al menos cuatro muertos y 36 heridos en la noche del viernes (30.08.2013). Los Hermanos Musulmanes aseguraban que al menos una de las muertes fue responsabilidad de las fuerzas de seguridad.

En distintas ciudades del país, como Benha, Alejandría y Beni Sueif, hubo choques entre seguidores y detractores de los Hermanos Musulmanes. Mientras, en el distrito cairota de Al Nosha dos efectivos murieron tras recibir disparos en una barrera policial poco antes del comienzo de las protestas. Otros dos policías resultaron heridos, según informó el Ministerio del Interior.

“Egipto es islamista”

Pese a que los Hermanos Musulmanes llamaron a protestar pacíficamente, la situación política egipcia está lo suficientemente caldeada como para desatar pasiones. Las fuerzas de seguridad tienen órdenes de disparar fuego real contra los manifestantes, si estos deciden atacar edificios del Estado.

Los movilizados parecían haber optado el viernes por realizar numerosas protestas menores y evitar concentraciones de mayor envergadura en plazas de El Cairo, donde estaba desplegada la policía con tanques, o acampadas en las calles como las que las fuerzas de seguridad reprimieron ferozmente causando la muerte de más de 600 personas el 14 de agosto.

Al grito de “Egipto es islamista, no secular”, cientos de personas marcharon para exigir el regreso del primer presidente electo democráticamente en Egipto. La televisión estatal mostró muy pocas imágenes de las marchas, pero la oficina de prensa de Hermanos Musulmanes en Londres hizo circular un correo electrónico con vínculos a videos de lo que decía que eran las protestas del viernes en 15 distritos de El Cairo y otras 32 en otras localidades del país.

DZC (dpa, Reuters)

Publicidad