Viento en contra para la política económica de Trump | Economía | DW | 08.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Viento en contra para la política económica de Trump

Los mercados financieros han reaccionado con bastante calma ante el resultado de las elecciones estadounidenses de medio término. Los expertos apuntan a un futuro margen de maniobra más restringido para Donald Trump.

El dólar estadounidense se ha visto bajo presión el miércoles tras los resultados de las elecciones al Congreso de Estados Unidos. Por el contrario, muchas otras monedas salieron beneficiadas, incluido el euro. Por la mañana, la moneda común costaba 1,1450 dólares, casi medio centavo más que la noche anterior. El Banco Central Europeo (BCE) había establecido el cambio de referencia en 1,1428 dólares el martes por la tarde.

Se cumplió finalmente el pronóstico de que los republicanos del presidente Donald Trump iban a perder su mayoría en la Cámara de Representantes, aunque manteniéndola en el Senado. Esto complica la gobernanza del país y podría tener un impacto en los proyectos de política económica, además de poner el viento en contra del propio presidente.

El mercado de valores alemán abrió el miércoles en verde. El índice bursátil alemán (Dax) ascendió al inicio de las operaciones casi un 1 por ciento, hasta los 11.586 puntos, aunque cerró en 11.579 (lo que deja el incremento en 0,83%). Anteriormente, los mercados asiáticos se habían movido en la dirección contraria. El índice Nikkei cayó el miércoles un 0,3%, hasta los 22.085 puntos, mientras que el topix, más amplio, cayó un 0,4 por ciento. El compuesto de Shanghái perdió un 0,7%. Y eso que las bolsas asiáticas respondieron inicialmente con ganancias ante los primeros resultados en Estados Unidos.

"Viento en contra desde Washington para la industria alemana"

Desde el punto de vista de Clemens Fuest, director del Instituto IFO de Múnich, a partir de ahora va a ser más "incómodo" para Donald Trump. Para Europa no espera mejoras en cuestiones como los aranceles o el gasto militar. La mayoría demócrata en la Cámara de Representantes tiene, en su opinión, tres consecuencias. "Primero, Trump no podrá imponer los nuevos recortes de impuestos que planeaba, y, en segundo lugar, en marzo próximo deberá subirse el techo de deuda del Gobierno. Para ello los demócratas podrán exigir medidas para reducir el déficit presupuestario, que puede incluir subidas de impuestos", indica. Todo esto significa que el auge financiado por la deuda en Estados Unidos podría terminar más rápido de lo que se esperaba. "En tercer lugar, los demócratas presionarán a Trump con los comités de investigación", dice Fuest.

En política comercial, según Fuest, poco va a cambiar. "Muchos demócratas están más orientados hacia el proteccionismo, e incluso puede ser que Trump sea aún más agresivo con Europa y China, para distraer la atención del hecho de que está bajo presión en la política interna y no tiene mucho margen de movimiento".

Dieter Kempf, presidente de la Federación de Industrias Alemanas (BDI), evalúa el resultado de la elección: "Tenemos poca confianza en que la orientación proteccionista de la política comercial de Estados Unidos vaya a cambiar". También muchos demócratas apoyarán la agenda comercial del presidente. "La tendencia a la confrontación del Gobierno de  Estados Unidos es y sigue siendo una amenaza para la economía global", asegura. Es solo cuestión de tiempo para que los aranceles punitivos del Gobierno estadounidense se dejen sentir negativamente sobre la economía alemana.

Según Eric Schweitzer, presidente de la Asociación Alemana de Cámaras de Industria y Comercio (DIHK), los resultados de las elecciones muestran que las políticas de Donald Trump "no son indiscutidas en su propio país". Especialmente en política comercial, los desafíos son en la actualidad particularmente grandes. "La economía alemana también se ve directamente afectada por ella", dice Schweitzer. En general, las señales sobre la política comercial y los aranceles estadounidenses no muestran que se vaya a desviar de la dirección actual.

Los problemas de Estados Unidos "no son abordados"

Para Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg Bank, el resultado es "un claro empate sin mayores consecuencias para la política económica de Estados Unidos o para los mercados financieros". Dado que es probable que las dos cámaras del Congreso se bloqueen entre sí, equivale a una política del mínimo común denominador. "Los grandes problemas del país (atención médica, Medicare y el creciente déficit del Gobierno) serán difíciles de abordar para este Congreso".

Thomas Gitzel, economista jefe del Banco VP, apunta a la laxa política fiscal del presidente de Estados Unidos, que ahora podría ser desmantelada por los demócratas. "Pero los nuevos comités de investigación pueden poner al jefe de la Casa Blanca en apuros, por lo que se atisban tiempos incómodos en la sede del Gobierno", advierte.

Para Jörg Krämer, economista jefe de Commerzbank, el resultado de la elección no supone ningún alivio para el conflicto comercial con Estados Unidos. "Si Trump va a tener menos libertad en la política interna, no se puede descartar que vaya a utilizar la política exterior, donde tiene más mano libre, para compensar esta carencia mostrándose más resolutivo". Los riesgos para Alemania y Europa en el conflicto comercial no habrían así disminuido. En opinión de Kramer, "incluso aumentaron un poco".

Kramer aconseja tomarle la delantera a Trump. Como se dice en alemán, "quitarle el viento de las velas". Para ello, la Unión Europea debe estar preparada para reducir significativamente sus aranceles. Los de los automóviles "podrían ser empujados hasta los bajos niveles de los de Estados Unidos".

ub/ul (lgc/rrr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda