Vida judía en Alemania: convivencia, prejuicios y visibilidad | Alemania | DW | 19.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Vida judía en Alemania: convivencia, prejuicios y visibilidad

DW entrevistó a Andrei Kovacs, director de la asociación que organiza los festejos por los 1.700 años de vida judía en Alemania. El objetivo: visibilizar la presencia judía en el país y atajar los prejuicios.

Andrei Kovacs.

Andrei Kovacs quiere hacer más visible la vida judía en Alemania.

El músico y empresario Andrei Kovacs procede una familia judía húngara. Sus abuelos sobrevivieron al gueto de Budapest y al campo de concentración de Bergen-Belsen. Kovacs tiene 46 años y dirige la asociación "321-2021:1700 años de vida judía en Alemania"

Deutsche Welle: Señor Kovacs, el edicto emitido por Constantino I en el año 321 demuestra que ya a principios de la Edad Media vivían judíos en la zona de Colonia, y seguramente también en otros lugares al norte de los Alpes. ¿Cree que la convivencia era pacífica?

Andrei Kovacs: Esa es una buena pregunta, pero, desgraciadamente, yo no soy historiador y no puedo responderla con certeza. El edicto de Milán, del año 313, amparaba la libertad religiosa en el Imperio Romano. Pero no puedo asegurar que eso sea la prueba de una posible coexistencia pacífica, aunque sí demuestra que distintas religiones convivían. Entre ellas, la comunidad judía, a la que el edicto del año 321 permitió formar parte de los concejos de la ciudad de Colonia.

Según un estudio publicado por el Congreso Mundial Judío en 2019, persisten los prejuicios hacia los judíos, cosas como que estos tienen el poder mundial y el control de las finanzas internacionales. ¿De dónde proceden esos prejuicios y por qué se mantienen?

Eso es algo comparable a un virus. Solo podemos intuir de dónde proceden estos mitos conspirativos que se han desarrollado y mantenido durante siglos. Y que seguramente se acentuaron una y otra vez con el antijudaísmo cristiano en el curso de la historia. Tal vez tenga que ver con el hecho de que la actual coexistencia entre judíos y no judíos en Alemania y Europa estuvo históricamente marcada por la desconfianza y el odio, generación tras generación, por parte de los no judíos.

Vida judía en Alemania

Desgraciadamente, ese odio se ha enquistado y sigue escondido en las cabezas de algunas personas. Yo, personalmente, no he encontrado ninguna razón válida y racional sobre por qué esos a menudo abstrusos prejuicios se han  perpetuado en una sociedad ilustrada.

¿Usted mismo tropieza con esos prejuicios en su vida?

No de manera frecuente, pero me he encontrado con ellos de forma recurrente en la vida diaria, y sigo haciéndolo. Y eso mismo escucho en mi círculo de amistades, conocidos y familiares. Luchamos siempre contra los prejucios y contra la firme percepción de que los judíos dominan la política mundial y controlan las finanzas internacionales. También suele escucharse a menudo: "Los judíos se manejan bien con el dinero". Yo puedo confirmar que ese no es el caso. Los patrones de pensamiento antisemitas no son siempre negativos, a veces suenan como un halago. Eso es lo fascinante y lo peligroso. Muchos creen ir con buenas intenciones, y no hacen más que perpetuar involuntariamente peligrosos estereotipos. 

Sinagoga de la calle Oranienburgstrasse, en Berlín.

Sinagoga de la calle Oranienburgstrasse, en Berlín.

¿Pueden tener que ver esos prejuicios con el hecho de que aquí en Alemania hay poco contacto en general con la comunidad judía? Los niños van a escuelas judías y hay pocas situaciones en las que se produzca una convivencia en el día a día.

Actualmente volvemos a tener más infraestructuras, y hay niños no judíos que también acuden a escuelas judías. Pero la mayoría de niños judíos van a escuelas públicas generales. Creo que hay muchos niños judíos que, sencillamente, no dan a conocer cuál es su religión. ¿Por qué habrían de hacerlo? De hecho, hay muchas personas en Alemania que no conscientes de haberse tropezado con un judío. Se estima que solo un 0,24 por ciento de los judíos vive en Alemania, lo cual no facilita las cosas. Con la celebración en 2021 de los 1.700 años de vida judía en Alemania tratamos de contribuir a transformar esta situación y hacer más visible y perceptible la vida judía.

¿Cómo quiere lograr que Alemania festeje la vida judía cuando siguen existiendo tantos prejuicios y la convivencia es escasa? ¿Cuál es su estrategia?

En realidad, la estrategia es aplicar un nuevo enfoque. Que intentemos algo nuevo. El antijudaísmo y el antisemitismo tienen, probablemente, más de 1.700 años. Actualmente existen numerosas buenas iniciativas para propiciar el encuentro entre personas judías y no judías en la sociedad. Entre otras, conciertos y exposiciones que tienen total razón de ser. Habrá eventos que prestarán atención a la cultura de la ideas y la superación del pasado. Eso es algo muy, muy importante cuando solo han pasado 75 años de la Shoá.Pero con este año de celebración también intentamos transitar nuevos caminos. Con eventos de corte más ligero trataremos de interpelar a una capa más amplia de la sociedad y facilitarles un acceso más sencillo. Queremos contraponer un enfoque positivo al a menudo trágico y difícil pasado.

(ms/cp)