Venezuela y Francia: nueve detenidos por tráfico de cocaína | El Mundo | DW | 23.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Venezuela y Francia: nueve detenidos por tráfico de cocaína

Nueve personas han sido arrestadas en Francia y Venezuela tras la incautación de más de una tonelada de cocaína en una aeronave de Air France que arribó el viernes a París, procedente de Maiquetía, cerca de Caracas.

La Fiscalía General de Venezuela informó que tres militares con tareas en la terminal aérea de Caracas serán acusados en los tribunales por su presunta vinculación con 1,3 toneladas de cocaína incautadas en Francia tras un vuelo comercial.

Un primer teniente, un sargento primero y un sargento segundo, este último del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), serán llevados al tribunal penal por "presunta vinculación con el decomiso", dijo el Ministerio Público en un comunicado. La Fiscalía dijo que emitió la orden para las detenciones, llevadas a cabo por agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Dos fiscales de la región costera de Vargas, vecina a la capital, presentarán la acusación.

Funcionarios del Gobierno francés dijeron que la droga fue decomisada previamente este mes, pero los detalles de la operación apenas se dieron a conocer este fin de semana. Autoridades venezolanas precisaron el pasado viernes 20 de septiembre como día del decomiso. La droga fue transportada en un avión de la línea Air France que partió del aeropuerto de Maiquetía, cerca de Caracas. Su hallazgo se produjo en el aeropuerto parisino de Roissy-Charles de Gaulle.

Investigaciones a ambos lados del Atlántico

La investigación del caso comenzó en Venezuela por una información procesada por la Unidad Antidrogas del aeropuerto de Maiquetía, en la cual se notificó el decomiso de la droga por parte de las autoridades de París. La Fiscalía venezolana dijo que Air France abrió una investigación interna, en el marco de la cual la que fueron detenidas en París seis personas: tres italianos y tres ingleses, informó la agencia de noticias Reuters.

La droga incautada por la policía antidrogas francesa estaba escondida en más de 30 valijas registradas bajo nombres falsos, que no pertenecían a ningún pasajero, informó el fin de semana el ministro francés de Interior, Manuel Valls. "Esto marca la mayor incautación de cocaína jamás realizada en Francia continental como parte de una investigación judicial", dijo Valls a periodistas.

En declaraciones a la cadena de televisión VTV, el ministro venezolano de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez, dijo que se cree que tanto militares venezolanos como empleados de Air France estarían involucrados en esta frustrada operación de narcotráfico. “¿Cómo llega a Francia ese alijo de maletas sin pasar por los controles normales?", cuestionó.

Air France dijo que todavía estaba tratando de averiguar cómo fue contrabandeada la droga en el avión. "Dependiendo de los resultados de estas investigaciones, se tomarán medidas inmediatas para reforzar nuestros chequeos de equipaje y bienes a las salidas de ciertos puntos sensibles", dijo la aerolínea en un comunicado.

La incautación fue el resultado de la cooperación entre fuerzas de seguridad de Francia, Países Bajos, España y Gran Bretaña, sostuvo Valls. Francia lleva incautadas en total 4 toneladas de cocaína desde inicio de este año, agregó. Valls, dijo que las 1,3 toneladas de cocaína tienen un valor mayorista de más de 50 millones de euros, mientras que la policía y fuentes legales indicaron que el valor al menudeo podría alcanzar hasta los 200 millones de euros (270,19 millones de dólares).

Acusaciones estadounidenses

La incautación ocurre poco después de que Washington acusó nuevamente a Venezuela de fallar en su lucha contra el tráfico de la cocaína proveniente de su vecina Colombia. Expertos antinarcóticos sostienen que la ubicación de Venezuela, con acceso privilegiado al Mar Caribe y el océano Atlántico, la hace una ruta de las preferidas para los aviones y barcos que transportan la cocaína colombiana a Estados Unidos y a Europa a través de América Central y África.

Estados Unidos lleva más de una década acusando a Venezuela de hacerse la vista gorda ante el contrabando de drogas, y ha señalado a varios militares de alto rango y a aliados del partido gobernante como "capos de la droga". La Casa Blanca dijo en un reporte anual que divulgó este mes que Venezuela, junto con Bolivia y Myanmar, no había hecho grandes esfuerzos durante los últimos 12 meses para cumplir con sus obligaciones bajo los acuerdos internacionales antinarcóticos.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro, quien ganó las elecciones en abril tras la muerte por cáncer de su sucesor, Hugo Chávez, asegura que tales críticas constituyen una campaña de desprestigio por motivos políticos. El mandatario socialista dice que la cooperación antinarcóticos ha mejorado desde 2005, cuando Chávez expulsó de Venezuela a los agentes antidrogas de Estados Unidos. El año pasado, las fuerzas de seguridad venezolanas -junto a autoridades colombianas y estadounidenses y la agencia de inteligencia británica- capturaron a uno de los capos más buscados de Colombia, Daniel "el loco" Barrera, durante una operación en una ciudad fronteriza venezolana.

rml (dpa, afp, reuters)