Venezuela: opositores se enfrentan ante nuevo proceso de negociación | Venezuela en DW | DW | 01.06.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Venezuela

Venezuela: opositores se enfrentan ante nuevo proceso de negociación

Plantearse una nueva negociación era considerado un suicidio político para el líder opositor Juan Guaidó desde que falló la más reciente mesa de negociaciones en Barbados, mediada por Noruega en 2019.

Los procesos de diálogo político en Venezuela tienden históricamente a fallar en su cometido y ganarle tiempo al chavismo. Ninguno de los 5 intentos de negociación con Nicolás Maduro ha tenido éxito en resolver los problemas por los cuales se convocaron los diálogos y más bien han profundizado la crisis política y la desconfianza en que el chavismo cumpla las condiciones de un trato. El nuevo proceso de negociación planteado por Juan Guaidó ha sido elogiado por algunos y rechazado por otros dentro de la oposición, que desconfían que este dialogo con el chavismo sea diferente a los anteriores. Nuevamente, la oposición venezolana se ve ante el desafío por mantener la unidad que se genera al representar la gran diversidad de posiciones políticas con una sola meta: resolver la crisis en Venezuela. DW conversó con tres líderes opositores con distintas opiniones sobre un nuevo proceso de dialogo.

Stalin González: "Hay que estar abiertos a hablar con todo el mundo"

Durante el diálogo en Barbados en 2019, el entonces segundo vice-presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Stalin González, fue designado para representar a la oposición en esas negociaciones fallidas. Un año después, junto al dirigente opositor Henrique Capriles y a espaldas de Juan Guaidó, sostuvo negociaciones secretas con el gobierno de Nicolás Maduro. La formula Capriles-Stalin logró la liberación de un centenar de presos políticos a cambio de participar en las cuestionadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre con un nuevo movimiento opositor llamado Fuerza de Cambio, que ayudaría a legitimar dicho proceso electoral. Aunque se retiraron antes de las elecciones por no contar con "garantías mínimas democráticas", ya González también había pedido renunciar a su partido Un Nuevo Tiempo, cuestionado el liderazgo de la oposición y desistido de extender su mandato como diputado de la AN dirigida por Juán Guaidó. A pesar de las diferencias políticas que surgieron en el pasado reciente, Stalin González se mantiene firme en que las negociaciones son clave para lograr un cambio en Venezuela y ahora está a la expectativa del Acuerdo Nacional que propone Juan Guaidó. "Toda esta discusión se ha armado porque se movió el piso, por los resultados en la búsqueda de acuerdos", explica González a DW. "La oposición debe abandonar ese camino maximalista de todo o nada, el problema y la crisis de Venezuela es muy grande y nosotros lo que hemos planteado es que debemos ir en acuerdos". Las negociaciones en que ha participado Stalin González con el chavismo han logrado resultados puntuales con la liberación de algunos presos de conciencia y ayudado en avanzar la activación del mecanismo COVAX para recibir las vacunas contra el COVID-19 en Venezuela. El Acuerdo Nacional que plantea ahora Juan Guaidó aglutina a estos sectores de la oposición que tienen la experiencia de dialogar y tender puentes con el chavismo.

Venezuela | Parlamentsitzung | Opposition

Edgar Zambrano, Juan Guaidó y Stalin González (2019).

"Hay que ver la negociación como una herramienta, que nos puede ayudar a lograr elecciones transparentes, libres, donde la gente pueda decidir", aclara Stalin González, agregando: "Se trata de tener claros los objetivos de la negociación, donde esté claro que a quien debe ayudarse es a la gente, que para tener elecciones libres hay que reinstitucionalizar el país más allá de las condiciones electorales, porque se ha planteado la negociación como una rendición, o ellos se rinden o nos rendimos nosotros; eso no es así".

Nicmer Evans: "El Referéndum Revocatorio es la chispa que puede prender el prado"

El politólogo Nicmer Evans dirige el portal de noticias Punto de Corte y lidera el Movimiento por la Democracia y la Inclusión. Evans militó en el chavismo hasta 2013. Desde entonces ha sido disidente de Nicolás Maduro hasta el punto de convertirse en prisionero político en 2020. Ahora en libertad, y con el apoyo de otros opositores, busca activar un Referéndum Revocatorio contra Nicolás Maduro. En 2016 se intentó pero fue paralizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Ahora el Movimiento Venezolano por el Revocatorio (MOVER) consignó la solicitud ante el CNE para activar un referéndum en 2022. "Es el mecanismo que permite hoy generar la presión necesaria para reactivar la movilización política del país, que ha estado estancada y que no ofrece diversidad de alternativas para poder confrontar a la dictadura de Nicolás Maduro", expone Nicmer Evans a DW. "El referendo revocatorio no entra en contradicción con ninguna propuesta que se esté erigiendo dentro de la oposición venezolana; la única diferencia es que esta propuesta tiene una viabilidad constitucional inmediata", apunta.

Venezuela Politikwissenschaftler Nicmer Evans

Nicmer Evans (foto de archivo).

Con respecto a un proceso de acuerdos, Evans recalca que "ya conocemos esta historia. Cuando lamentablemente empiezan procesos de negociación con señalamientos y amenazas de micrófono, lamentablemente este tipo de cosas auguran un mal resultado".  Aunque desconfía del éxito en las negociaciones, Evans considera que la iniciativa de Juan Guaidó por lograr acuerdos con Nicolás Maduro es " legitima y válida y le deseamos el mayor éxito". Pero también desea que "ese proceso arroje resultados y éxitos concretos". Ante la crítica de opositores que rechazan el referéndum revocatorio como herramienta para sacar a Nicolás Maduro del poder, Evans argumenta que "se han intentado varios procesos de diálogo y tampoco lo han logrado, por tanto no hay que descartar ningún intento". Una posible negociación entre Maduro y Guaidó desmontaría la tesis que cada uno tiene de que el otro no existe. Si se logra llegar a un acuerdo, "implica el hecho de que hay un reconocimiento de las dos partes, eso para nosotros es extraordinario" celebra Evans. Pero puntualiza: "Consideramos que el revocatorio debería ser uno de los elementos a utilizar en el proceso de negociación como una carta que además es muy poderosa".

María Corina Machado: "Esta tiranía no va a salir con métodos convencionales porque es un secuestro"

Alguien que ha mantenido una posición política inquebrantable a lo largo de los años ha sido la dirigente María Corina Machado. Desde los primeros intentos para derrocar a Hugo Chávez y ahora con su partido político Vente Venezuela, Machado ha sido una importante aliada en procesos de la oposición por buscar la salida del chavismo. Sin embargo, también ha sido una feroz crítica de iniciativas que den pie a una cohabitación política entre la oposición y el chavismo. Ante el Acuerdo Nacional que propone Juan Guaidó, la desconfianza de María Corina Machado era de esperarse. Según dice a DW, el chavismo no se plantea participar en "un mecanismo de negociación, sino de estabilización". Para la dirigente política, la oposición ha perdido credibilidad "no solo con los venezolanos sino también hacia nuestros principales aliados democráticos del mundo". En la dirección política de la oposición existe una "falta de apego a una estrategia sólida, que parta de una caracterización correcta de la tiranía", denuncia Machado: "Es una dirección política que parece no aprender de 23 años de lucha y que sigue cometiendo los mismos errores y cayendo en las mismas trampas". Para Machado, el Acuerdo Nacional que plantea Juan Guaidó "no está claro". En primer lugar, no precisa si los partidos de oposición participarán en las próximas elecciones regionales. "La sola participación en estas elecciones reconocería al CNE, por lo que sería la negación de la existencia de la propia AN del interino", explica Machado. Otro punto sin aclarar es cómo sería el  "proceso de justicia transicional en la cual se harían concesiones y eso es un tema delicado" advierte María Corina Machado. Un sector de la oposición rechaza un nuevo proceso de negociación que condicione levantar las sanciones contra Nicolás Maduro, ya que estima que sería un revés a años de lucha.

 María Corina Machado

María Corina Machado (foto de archivo)

Aunque el nuevo Acuerdo Nacional podría terminar estancado como en otras negociaciones, hoy día los políticos de ambos bandos en Venezuela ven pocas alternativas para avanzar en medio de la crisis. Existen nuevas prioridades, como el ingreso de las vacunas al país para combatir el COVID-19, que obligan a plantearse soluciones conjuntas o profundizar una crisis que afecta a a todos por igual, pero ¿a qué costo? Para María Corina Machado, la clave está en los aliados internacionales que han actuado para socorrer a otras naciones "cuando existe un genocidio, cuando hay una amenaza a la seguridad nacional o cuando hay un conflicto armando con un alto costo para la población civil atrapada en el mismo, en el caso de Venezuela las 3 situaciones están planteadas, y los tiempos se aceleran porque el régimen esta avanzado en su política de asfixia y fractura a una nación".

DW recomienda