Venezuela: heridos y detenidos en protestas | Venezuela en DW | DW | 27.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Venezuela

Venezuela: heridos y detenidos en protestas

Con el paso de las horas aumenta el saldo de heridos y detenidos que dejó en Venezuela la jornada de protestas antigubernamentales de este miércoles (26.10.2016). Un policía murió al ser atacado con un arma de fuego.

Este miércoles (26.10.2017), decenas de miles de personas tomaron las calles de Caracas y otras ciudades venezolanas para protestar por la suspensión del proceso plebiscitario cuya meta era someter a voto la revocación del mandato del presidente Nicolás Maduro. En la autopista Francisco Fajardo, que atraviesa la capital, los líderes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) –la mayor coalición de formaciones opositoras– se dirigieron a sus simpatizantes, disuadiendo a muchos de ellos de dirigirse hasta la sede del Gobierno.

La última vez que la oposición marchó enardecida desde el este de Caracas hacia Miraflores, la zona de la capital donde se encuentra el palacio presidencial, fue el 11 de abril de 2002. Aquella movilización terminó bajo una lluvia de balas que dejó muertos y dio pie al golpe de Estado contra Hugo Chávez (1999-2013), un episodio que sigue siendo objeto de acalorados debates. No obstante, este 26 de octubre se oyó a manifestantes gritar en coro: “¡No tenemos miedo!” y “¡Si ustedes no van, vamos nosotros!”.

Muchos de los presentes lanzaron un rotundo “¡No!” cuando el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús “Chúo” Torrealba, hizo alusión al diálogo que la UNASUR y el Vaticano buscan propiciar entre los dirigentes opositores y el oficialismo. Torrealba señaló que la protesta contra el abuso de poder del Ejecutivo y los poderes alineados con él también podía ser llevada a una mesa de negociaciones. La audiencia respondió coreando: “¡Hoy es el día, el pueblo está en la calle!”, “¡Ni un día más!”, “¡No al diálogo!” y “¡Miraflores, Miraflores!”.

Sí a la huelga y al juicio, no al diálogo

Los ánimos se fueron calmando cuando el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, y el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, articularon sus discursos. Aunque ellos alegaron comprender los motivos de la masiva indignación y el deseo de acelerar la salida de Maduro, volvieron a advertir que el Gobierno saldría beneficiado si los partidos opositores o sus seguidores incurren en actos de violencia política o en cualquier otra práctica reñida con la Constitución o el comportamiento pacífico y democrático.

Torrealba convocó a una huelga general de doce horas para el viernes (28.10.2016), “en protesta por la violación al derecho al voto”. Capriles Radonski subrayó que la MUD no asistiría a la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno pautada para el próximo domingo (30.10.2016) en Isla Margarita. Y Ramos Allup insistió en que la Asamblea Nacional determinaría la responsabilidad política de Maduro en la ruptura del orden constitucional que significó la suspensión del proceso para celebrar el plebiscito revocatorio.

Capriles Radonski y Ramos Allup sostuvieron que marchas como las de este miércoles (26.10.2016) –cuyo lema era “la Toma de Venezuela”– se repetirían el 3 de noviembre. Atendiendo al clamor de los presentes, fijaron para esa fecha una movilización hasta el palacio de Gobierno. En otras partes del país, las manifestaciones se vieron ensombrecidas por agresiones y arrestos que, según la organización defensora de derechos humanos Foro Penal Venezolano, dejaron 20 lesionados y 39 detenidos. El abogado Alfredo Romero, vocero del grupo, informó que en el estado occidental de Zulia hubo tres heridos de bala y en Mérida, diez.

Decenas de lesionados y detenidos

En Maracaibo, la capital de Zulia, la manifestación fue atacada por hombres armados, aseguran desde el partido opositor Primero Justicia. En Maracay, capital del estado central de Aragua, grupos armados dispararon contra la movilización. En las redes sociales circularon fotos mostrando a personas pistola en mano, según las agencias de noticias. Capriles Radonski denunció que “hay heridos en varios estados por órdenes de Maduro”. Las cifras que el político ofreció superan con creces las publicadas inicialmente por Foro Penal Venezolano.

Capriles Radonski dijo que en el estado andino de Mérida hubo cincuenta heridos y en Zulia cuatro, todos de bala. Asimismo, acusó a grupos paramilitares de haber atacado a las manifestaciones que se dieron en 21 de los 23 estados del país. “En total tenemos 120 heridos y 147 detenidos por pedir el referéndum revocatorio”, señaló el dirigente opositor, recordando que el Gobierno se había comprometido públicamente con el emisario del Vaticano, monseñor Emil Paul Tscherrig, a garantizar la integridad física de los manifestantes.

Por su parte, el Consejo Nacional Electoral (CNE) denunció ante la Fiscalía un ataque contra una de sus oficinas en el estado suroccidental de Táchira. “Grupos violentos asediaron la oficina electoral de San Cristóbal (capital de Táchira) y causaron daños de consideración en su fachada”, señaló esa entidad en un comunicado, agregando que los agresores impidieron la evacuación del recinto y habrían incendiado la sede si miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) no lo hubieran evitado.

Un policía murió, otros dos resultaron heridos

El CNE afirmó que se trata del segundo ataque en contra de una de sus sedes regionales en los últimos tres días. El lunes (24.10.2016) cinco bombas molotov fueron lanzadas contra la Oficina Regional Electoral del estado centro-occidental de Lara (oeste). El pasado 20 de octubre, ese organismo suspendió la organización del referendo para revocar a Maduro. El CNE está dominado por fichas del oficialismo, contraviniendo el principio democrático según el cual los poderes públicos deben ser independientes. 

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, informó que un oficial de la policía del céntrico estado de Miranda murió al ser atacado con un arma de fuego y otros dos resultaron heridos cuando intentaban disolver la manifestación de un grupo de opositores. La fiscalía abrió una investigación y hay dos personas bajo custodia policial “por averiguaciones". La policía del estado Miranda, gobernado por Capriles Radonski, explicó que estas agresiones habían tenido lugar en la localidad de San Antonio de Los Altos.

Por otra parte, Reverol señaló que cuatro personas habían resultado heridas en el municipio San Francisco del estado Zulia debido a una “mala práctica policial” frente a una movilización opositora. “Un grupo de personas no identificadas, en compañía de funcionarios de la policía del municipio San Francisco, accionaron objetos contundentes y armas de fuego”, dijo Reverol antes de anunciar una intervención de ese cuerpo policial y la destitución de su director “para que se someta a las investigaciones” de la fiscalía.

ERC ( dpa / EFE / Reuters )

DW recomienda