Venezuela dice que pagará su deuda con las compañías aéreas | América Latina | DW | 14.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Venezuela dice que pagará su deuda con las compañías aéreas

El presidente Nicolás Maduro advierte de severas medidas contra las aerolíneas que reduzcan sus vuelos a Venezuela. "La que deje de volar no vuelve mientras nosotros seamos el gobierno", dijo.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió hoy que las líneas aéreas internacionales que suspendan sus vuelos al país, por la millonaria deuda que reclaman, no volverá a operar en Venezuela. "Tomaremos medidas severas y la aerolínea que deje de volar a Venezuela no vuelve mientras nosotros seamos gobierno", dijo en una rueda de prensa en la casa de gobierno.

Maduro afirmó que con las aerolíneas el gobierno tiene las "cuentas claras" y que los compromisos se irán pagando "como se tienen que pagar". Las aerolíneas internacionales reclaman una deuda estimada en 3.700 millones de dólares, en gran parte por la imposibilidad de repatriar capitales a sus casas matrices, debido a once años de control de cambios.

No somos “maulas”

"Con nosotros no van a estar jugando al muñequito, se los digo a los dueños de las aerolíneas internacionales: las cuentas están claras”, ha protestado el mandatario, que ha afirmado que “en 15 años de gobierno aquí no ha habido ninguna deuda legítima que no se haya pasado. Nadie en el mundo nos puede acusar de ser maulas [malos pagadores]”.

Solo la alemana Lufthansa reclama ya pagos pendientes que la prensa calcula en más de cien millones de dólares (72 millones de euros). La deuda se origina en el control cambiario que rige en Venezuela desde hace 11 años, porque las aerolíneas ofrecen y venden los pasajes en la moneda oficial del país, el bolívar, al cambio oficial por dólar. La cifra en bolívares es registrada ante el Banco Central para recibir la contraprestación en moneda extranjera, que es la que las filiales de las aerolíneas envían a sus casas matrices.

Dos años de retrasos

Hasta 2012, el gobierno venezolano cumplió con sus compromisos de pago, pero desde el año pasado comenzó a retrasar sus erogaciones hasta acumular la deuda anunciada por la IATA. La venta de boletos aéreos se realizó en 2013 a un precio de 6,3 bolívares por dólar, la tasa oficial entonces. Sin embargo, el gobierno ajustó este año la tasa para la venta de boletos a 11,7 bolívares por dólar y advirtió que a ese precio pagará la deuda.

Esto representaría pérdidas de casi un 50 por ciento en las ganancias de las aerolíneas del año pasado. Las compañías negocian con el gobierno venezolano para que reconozca la deuda a la tasa anterior y comiencen a fluir los pagos. Las aerolíneas mundiales han comenzado a reducir sus frecuencias o la capacidad de sus viajes a Venezuela. Por ejemplo, Avianca Holding informó a las agencias de viajes en Bogotá, según una comunicación a la que tuvo acceso reuters, que recortará y suspenderá rutas a Venezuela desde Colombia y Costa Rica y reducirá el número de asientos disponibles entre Lima y Caracas.

LGC (dpa, reuters)