Venezuela: Bertucci versus Maduro | Venezuela en DW | DW | 20.02.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Venezuela

Venezuela: Bertucci versus Maduro

Varios políticos cercanos a la mayor alianza de partidos opositores han expresado su intención de aspirar a la presidencia de Venezuela; pero, hasta ahora, Javier Bertucci es el único rival declarado de Nicolás Maduro.

Venezuela Wahlen - Präsident Nicolas Maduro (Reuters)

Nicolás Maduro optará a la reelección el 22 de abril.

Desde hace semanas, ciertos sectores de la oposición venezolana le vienen pidiendo a Lorenzo Mendoza, propietario de Empresas Polar, que lance su candidatura a la jefatura del Estado caribeño, sugiriendo que su falta de experiencia en el ámbito político es compensada con creces por su astucia gerencial. Pero el pasado 18 de febrero, fue otro novato en esas lides el que anunció su participación en los próximos comicios presidenciales, pautados para el 22 de abril: Javier Bertucci, un pastor evangélico de 48 años, líder de la iglesia Maranatha y de la asociación civil El Evangelio Cambia, oficializará su decisión este miércoles (21.2.2018).

“Junto al Espíritu Santo (...) y, finalmente, delante de mi Señor, he decidido poner mi nombre y el liderazgo que por gracia tengo como opción para las próximas elecciones presidenciales de este país (…) El clamor de un pueblo ha subido al cielo; no solamente de un pueblo cristiano, sino de un pueblo con hambre”, dijo Bertucci en un acto público celebrado en el estado norteño de Carabobo. Aunque el pastor insistió en que su candidatura no fuera tomada como un proyecto político, sino como uno “espiritual y de obediencia a Dios”, adelantó que prescindiría de sus títulos religiosos y emitió opiniones que tocaron asuntos muy terrenales.

Venezuela Unternehmer Nahrungsmittelbranche Lorenzo Mendoza (picture-alliance/dpa/M. Gutierrez)

El empresario Lorenzo Mendoza, renuente a optar por la presidencia de Venezuela.

“Hemorragia de votos”

Bertucci enfatizó que la única forma de generar el cambio necesario en Venezuela era “con una hemorragia de votos que nadie pueda detener”, asumiendo una postura más cercana a la del oficialismo que a la de la oposición y a la de la Conferencia Episcopal local. El antichavismo aún no decide si competirá o no en las elecciones, objeto de controversia desde que fueron adelantadas por la Asamblea Nacional Constituyente, un órgano estatal integrado únicamente por personalidades allegadas al partido de Gobierno y que goza de escaso reconocimiento internacional por haber sido creado en circunstancias reñidas con la Carta Magna.

Entre una cita bíblica y otra, Bertucci juró impulsar una transición política “sin sectarismos ni divisiones”. A corto plazo, dijo que recorrería el país dos veces antes del 22 de abril y capacitaría a 200.000 personas para que cumplieran a cabalidad sus responsabilidades como testigos en todos los centros de votación. “Que Dios mueva los corazones”, acotó tras asegurar que su equipo de campaña no incurriría en la compra de votos, un delito que chavistas y antichavistas se han atribuido mutuamente en pasados procesos electorales. Esa promesa dio pie a comentarios suspicaces en las redes sociales debido a escándalos previos protagonizados por el pastor.

Originario del estado occidental de Portuguesa, casado con la pastora evangélica Rebeca Barrios y padre de tres, de Bertucci también se sabe que fue condenado a seis meses de arresto domiciliario en 2010 bajo el cargo de contrabandear combustible, una de las actividades ilícitas más rentables en Venezuela. El nombre del religioso –que actualmente pertenece a la junta directiva de tres compañías de construcción, bienes y servicios– también apareció vinculado a paraísos fiscales en documentos filtrados por los investigadores de los “Papeles de Panamá”. La veracidad de esa información ha sido negada por Bertucci vehementemente.

Javier Bertucci Pastor Venezuela (Facebook/Javier Bertucci )

El pastor evangélico Javier Bertucci anunció su candidatura presidencial el 18 de febrero de 2018.

Bertucci no deja a nadie indiferente 

A principios de enero, al ser consultado por DW sobre la retahíla de elecciones presidenciales que tendrán lugar en América Latina en los próximos meses, Klaus Bodemer, del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales (GIGA), señalaba que 2018 sería el año de los outsiders, de los candidatos que entusiasman a sus compatriotas precisamente por no pertenecer a la clase política tradicional. “Eso no me extraña porque mucha gente ha perdido la confianza en los dirigentes ‘de siempre’,” argüía el experto. Aunque la victoria de Bertucci en Venezuela luce improbable, el hecho de que se lance al ruedo no deja indiferentes a sus paisanos.

Algunos se mofan de sus ambiciones. Otros temen que sus aspiraciones puedan robarle votos a la oposición, si ésta decide participar en la contienda con un candidato unitario. Y no falta quien perciba al pastor evangélico como una suerte de testaferro electoral, como una ficha del establishment chavista que se autoproclama independiente con miras a legitimar los comicios presidenciales –evitando que el hombre fuerte de Caracas, Nicolás Maduro, vaya solo a las urnas– en caso de que los partidos opositores acuerden boicotearlos. Está por verse si el Consejo Nacional Electoral (CNE) aprueba su nominación la próxima semana.

Si Bertucci fuera identificado como una amenaza para la reelección de Maduro, cabría esperar que el CNE obstaculizara la inscripción de su organización, El Evangelio Cambia, en el registro de partidos. Varias mociones oficialistas apuntan en esa dirección: a los líderes opositores Leopoldo López, de la formación Voluntad Popular, y Henrique Capriles Radonski, de Primero Justicia, considerados los contrincantes más fuertes de Maduro, se les prohibió ejercer cargos públicos por quince años. Y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la mayor alianza de grupos antichavistas, fue excluida del proceso de revalidación de partidos del CNE.

Aunque al menos tres políticos cercanos a la MUD han manifestado su intención de aspirar a la jefatura del Gobierno, hasta ahora, Maduro sólo tiene a Bertucci como rival declarado.

Evan Romero-Castillo (ERS)

DW recomienda

Enlaces externos