Venezolanos en Perú: bailando por un futuro mejor | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 04.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Venezolanos en Perú: bailando por un futuro mejor

Ecuador exige desde hace poco tiempo un certificado de antecedentes. Colombia ha suspendido los permisos de residencia desde mediados de diciembre. Por eso, muchos refugiados venezolanos prueban suerte en Perú.

Quienes ven bailar hip hop a venezolanos en la Plaza San Martín, bajo el sol del mediodía limeño, aprenden una cosa rápidamente: es más fácil emigrar a lugares donde ya hay una red de gente conocida. Un grupo presta apoyo incluso en los malos tiempos, y el deporte es una de las mejores maneras de reducir el estrés tras abandonar Venezuela. Francisco Díaz, de 31 años y profesor de danza en su país, lo expresa así: "Cuando bailo puedo desconectarme y olvidarme de todos mis problemas. Siento que la energía fluye a través de mi cuerpo y estoy de buen humor".

El ambiente ha cambiado en Perú

En Venezuela, la iniciativa apuntaba a ayudar a gente a desengancharse de las drogas a través del hip hop y mirar con optimismo hacia el futuro. Ahora, en Perú, es incluso más que eso. "Inyectando Kultura", proyecto de danza que Díaz inició en su país, reunió a los refugiados venezolanos en Lima y fue punto de referencia para los bailarines que no sabían a dónde ir después de escapar de Venezuela.

Francisco Díaz fue el primero del grupo en llegar a Perú en 2017. Cuando los semáforos se ponen en rojo, comienza a bailar con la esperanza de ganar un par de soles. "Entonces, el ambiente era bastante diferente: la gente te preguntaba cómo te llamabas, te motivaban todo el tiempo y te animaban diciendo que íbamos a conseguirlo", recuerda Díaz.

Hoy, con cientos de miles de venezolanos en Lima, la situación ha empeorado. "A menudo nos miran mal y tenemos que escuchar muchas cosas estúpidas, y ahora es más difícil llegar a fin de mes, porque no recibimos tanto dinero en los semáforos como antes". Su esposa y su hijo llegaron más tarde a Lima. Suelen bailar los tres en los cruces de la capital peruana.

Roxana Del Águila, gerente general de Migraciones en Perú.

Roxana Del Águila, gerente general de Migraciones en Perú.

Todos quieren el PTP

Perú reaccionó muy rápidamente a la llegada de los venezolanos. "PTP", el "Permiso Temporal de Permanencia", es un permiso de residencia válido por un año para los refugiados venezolanos. Si se le pregunta a Roxana Del Águila, gerente general de Migraciones en Perú, qué nota le concedería a sus centros por la inmigración venezolana, ella responde con orgullo: "La mejor en creatividad." El PTP "fue nuestra idea, fuimos los primeros en Sudamérica", añade.

495.000 venezolanos han solicitado ya el "Permiso Temporal de Permanencia". Pueden trabajar y abrir un negocio, tener acceso al sistema de salud y se les permite abrir una cuenta bancaria. Requisito previo: los refugiados deben haber inmigrado legalmente antes del 31 de octubre de 2018.

Perú quiere reclutar personal cualificado venezolano

"La mitad de los solicitantes ya han recibido un PTP", explica Del Águila. Quienes hayan entrado al país después del 31 de octubre no lo recibirán, pero al menos pueden solicitar asilo. El departamento de inmigración ya tiene 167.000 solicitudes de asilo. Quien lo obtenga, puede trabajar en Perú. En ningún otro país, los venezolanos han presentado tantas solicitudes de asilo como allí.

Antiguamente, el servicio de inmigración procesaba 400 solicitudes de asilo al año; ahora son 400 al día. Del Águila quiere sacar provecho de esta situación y hacer que Perú sea un imán para los profesionales venezolanos: "¡Queremos médicos, queremos ingenieros, queremos maestros y no queremos que los médicos venezolanos vendan arepas!”.

Trabajadora de ACNUR preguntando a venezolanos.

Trabajadora de ACNUR preguntando a jóvenes venezolanos dónde viven o cómo fue el viaje a Perú desde Venezuela, entre otras cosas.

Creencias falsas en Venezuela

De regreso a la plaza San Martín. Una trabajadora de la agencia de refugiados de la ONU, pregunta a dos jóvenes venezolanos que acaban de llegar a Perú: ¿Dónde viven? ¿Qué tipo de permiso de residencia tienen? ¿Han sufrido violencia? Las Naciones Unidas quieren obtener una mejor perspectiva sobre los problemas de los refugiados.

Por su propia experiencia, Miguel Flores tiene un buen consejo para aquellos que consideran irse de Venezuela: "Si tienes la oportunidad de irte, entonces hazlo, pero no es fácil.  Se está bien aquí en Perú, pero es duro". Si muchos de sus amigos, que todavía están en Venezuela, le preguntaran si Lima es un buen lugar para empezar una nueva vida, Díaz contestaría: "No es lo que parece, tenemos que trabajar duro aquí todos los días".

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda