Veinticinco bancos europeos no pasan las pruebas de estrés | Europa | DW | 26.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Veinticinco bancos europeos no pasan las pruebas de estrés

Entre ellos no hay ningún banco español, aunque sí uno alemán. La mayoría ya han tomado medidas. Las pruebas facilitarán el préstamo, "lo que contribuirá al crecimiento económico", según el vicepresidente del BCE.

Un total de 25 bancos de la eurozona no superaron las pruebas de solvencia practicadas con el objetivo de restaurar la confianza en el sector bancario, comunicó hoy el Banco Central Europeo. En los exámenes de los balances de 2013 y los tests de estrés efectuados a 129 instituciones bancarias de Europa fue detectado un déficit de capital de 25.000 millones de euros (31.600 millones de dólares).

Sin embargo, la mayoría de las 25 instituciones ya han tomado medidas y han conseguido mejorar su provisión de capital en los meses pasados. Según el BCE, 12 de las 25 entidades aumentaron su capital en suma 15.000 millones de euros. Los 13 restantes tendrán dos semanas para enviar a los supervisores europeos un plan de recapitalización y un plazo entre seis y nueve meses para llevarlo a cabo.

"Contribuirá al crecimiento económico"

El BCE y la Autoridad Bancaria Europea analizaron 129 instituciones dentro y fuera de la eurozona, que suponen el 58 por ciento de los activos ponderados como de riesgo en la UE de todas las entidades. En España fueron examinados 15 bancos: BBVA, Sabadell, Popular, Santander, Bankinter, Ibercaja, La Caixa, Grupo Cajamar, Kutxabank, Unicaja, Bankia, Catalunya Banc, BMN, Liberbank y Novacaixagalicia. Todos pasaron el examen. Solo un banco alemán, el Münchener Hypothekenbank, suspendió la prueba.

De los 25 bancos que han suspendido la prueba de solvencia 9 son italianos, 3 griegos, 3 chipriotas, 2 belgas y 2 eslovenos. Y, además del alemán, hay uno francés (CRH), otro irlandés, uno austríaco (Volksbanken) y otro portugués (BCP).

El vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, dijo que "este ejercicio único y riguroso es un hito en la preparación del Mecanismo Único de Supervisión, que será operativo completamente en noviembre". Estas pruebas son el paso previo a que el organismo asuma el 4 de noviembre su papel como Supervisor Bancario Europeo, que tendrá control directo sobre 120 entidades europeas. "Identificar los problemas y riesgos, ayudará a reparar los balances y a hacer a los bancos más resistentes y robustos. Esto debería facilitar el préstamo en Europa, lo que contribuirá al crecimiento económico", afirmó Constâncio.

LGC (dpa / EFE)

Publicidad