Vargas: el goleador que Alemania extraña | Copa América Centenario | DW | 21.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Copa América Centenario

Vargas: el goleador que Alemania extraña

La Bundesliga confía en que en la próxima temporada por fin se podrá admirar a plenitud la contundencia del delantero chileno Eduardo Vargas, actualmente el máximo goleador de la Copa América Centenario.

Los cuatro goles que le anotó a México reafirman la calidad del chileno Eduardo Vargas, jugador del Hoffenheim.

Los cuatro goles que le anotó a México reafirman la calidad del chileno Eduardo Vargas, jugador del Hoffenheim.

En Hoffenheim, el club de Eduardo Vargas en Alemania, aún no pierden la esperanza de poder beneficiarse de los goles del delantero chileno de la misma forma en la que lo hace su selección nacional. Al fin y al cabo, las cuatro anotaciones conseguidas por él en la Copa América 2015 fueron las que le abrieron las puertas de la Bundesliga, donde la expectativa de su rendimiento era mucho mayor a la de los dos magros goles que consiguió en su primera temporada en el fútbol alemán.

Ahora, cuando ya acumula seis goles en la versión centenaria del torneo continental que se celebra en Estados Unidos, el delantero chileno ha entregado nuevos argumentos para revitalizar en Hoffenheim la fe en sus capacidades. Vargas tiene un contrato vigente hasta el 2019 en Alemania, donde pese al decepcionante balance de su debut en la Bundesliga (un gol cada 752 minutos), todavía se sigue planeando contar con sus servicios.

El peor del trío

Eduardo Vargas llegó al fútbol alemán como parte del “boom chileno” en la Bundesliga, a la que llegaron también en el verano del 2015 sus compatriotas Arturo Vidal (Bayern Múnich) y Charles Aránguiz (Leverkusen). Todos ellos aterrizaron en Alemania recién coronados con el máximo logro de su carrera profesional: el título de la Copa América.

El delantero del Hoffenheim, sin embargo, ha sido el de más bajo rendimiento dentro del famoso trío austral. Arturo Vidal, por ejemplo, se transformó con gran rápidez en el eje central del campeón alemán y sus actuaciones lo convirtieron en el jugador más valioso de un equipo lleno de estrellas en el que la competencia es implacable.

Charles Aránguiz, por su parte, brilló en Alemania dentro y fuera de la cancha. El mediocampista del Leverkusen destacó primero por la fortaleza de su carácter, que le permitió superar el duro golpe de una grave lesión que le impidió jugar durante casi toda la temporada. Luego sobresalió por su calidad deportiva, la misma con la que guió a su club a la clasificación directa a la próxima Champions League, una meta que estuvo en peligro hasta que él llegó para corregir el rumbo del equipo.

Así, mientras sus compañeros de la selección de Chile eran protagonistas en la Bundesliga, Vargas se tuvo que contentar con cumplir un papel de reparto. El delantero convenció tan poco a su entrenador en Hoffenheim, que éste lo sentó en el banco de suplentes durante casi toda la recta final del campeonato. Incluso en una oportunidad Vargas ni siquiera fue convocado a la plantilla. Las estadísticas justificaron la decisión técnica: el atacante chileno consiguió en 24 partidos el mismo número de goles que el volante mixto Aránguiz (2 en apenas siete partidos), y únicamente la mitad de los anotados por un mediocampista de contención como Vidal (4 en 30 partidos).

El balance de Eduardo Vargas en Hoffenheim es muy pobre, pero el club alemán confía en que pronto mejorará.

El balance de Eduardo Vargas en Hoffenheim es muy pobre, pero el club alemán confía en que pronto mejorará.

Destino incierto

De todas formas, y dada la exhibición que está dando Eduardo Vargas en la Copa América Centenario, en Hoffenheim siguen aferrados a su nombre como una de las figuras del equipo para la próxima temporada. En el club cuentan con que al finalizar el torneo en Estados Unidos las ofertas por el delantero chileno, en especial provenientes de Sudamérica y España, no se harán esperar.

De hecho ya hay fuertes rumores sobre una posible despedida de Eduardo Vargas de Alemania. Uno de ellos menciona que, de confirmarse la contratación del entrenador Jorge Sampaoli en Sevilla, el exseleccionador de Chile ficharía al delantero de inmediato. Otros cuentan que el actual goleador de la Copa América Centenario preferiría la cercanía con su patria que le ofrece el balompié brasileño, que en Flamengo y Gremio de Porto Alegre le brindan dos opciones de cumplir ese sueño.

En Hoffenheim, sin embargo, confían en la permanencia de Vargas en sus filas. El club alemán tiene un contrato vigente a largo plazo con el goleador chileno y sabe que su valor actual en el mercado es mayor a los 5,5 millones de euros que pagó en el 2015. Estos dos factores, sumados al hecho de que el rendimiento del delantero siempre ha sido mejor en la selección nacional que en los clubes, pondrán a pensar a aquellos equipos interesados en contratarlos.

Por esto, en la Bundesliga aún existe la esperanza de que la próxima temporada Eduardo Vargas explotará anotando goles en los estadios alemanes de la misma forma en la que lo hace ahora en la Copa América Centenario en Estados Unidos.

DW recomienda

ADVERTISEMENT