Víctimas del doping de la extinta Alemania comunista piden hallar culpables | Alemania | DW | 18.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Víctimas del doping de la extinta Alemania comunista piden hallar culpables

Las víctimas del doping organizado por la extinta Alemania comunista (RDA) para mejorar el rendimiento de sus deportistas pidieron al Gobierno alemán "actuar de una vez" para identificar y castigar a responsables.

Ines Geipel, antigua atleta de la extinta RDA, víctima del dopaje estatal.

Ines Geipel, antigua atleta de la extinta RDA, víctima del dopaje estatal.

"El Ministerio del Interior, el Ministerio de Justicia y el mundo del deporte deben actuar de una vez", dijo hoy a la agencia dpa Ines Geipel, presidenta de la Unión de Ayuda a las Víctimas del Doping (DOH), durante la asamblea general del organismo en Berlín.

Geipel, exatleta de 54 años que padeció en carne propia el doping de la RDA en los años 80, criticó "la absoluta falta de consciencia" sobre lo ocurrido y denunció la impunidad de quienes organizaron las prácticas de doping. "Esa gente volvió a crear su red y se arregla para otorgarse puestos entre sí", apuntó Geipel.

También Roland Jahn, encargado del organismo que administra las actas secretas de la policía política de la RDA (Stasi), pidió durante la asamblea que el gobierno intensifique el apoyo a las víctimas. "El Estado debe ayudar a las personas que sufrieron bajo un sistema injusto. Debemos hacer todo para sanar las heridas de las víctimas", reclamó. "Eso incluye poner las cartas sobre la mesa. Nadie debe librarse de su responsabilidad".

Daños físicos y psíquicos a decenas de atletas

Las víctimas del doping sistemático en la Alemania Oriental recibieron hasta ahora una indemnización de 10.000 euros (más de 13.000 dólares) acordada en el juicio contra Manfred Ewald, considerado arquitecto del programa de doping en calidad de ministro de Deportes y presidente del Comité Olímpico de la RDA.

En el juicio celebrado en 2000, Ewald fue condenado a 22 meses de prisión por contribuir al daño físico de 20 atletas que recibieron esteroides sin saberlo. Muchos de los exdeportistas afectados deben ser tratados en muchos casos de por vida debido a problemas derivados de ese doping. Más de 100 de alrededor de 700 víctimas siguen además necesitando el apoyo de una terapia psicológica.

JOV (dpa, handelsblatt)

Publicidad