Uruguay propone controlar producción y venta de marihuana | América Latina | DW | 21.06.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Uruguay propone controlar producción y venta de marihuana

El gobierno uruguayo anunció un paquete de medidas para hacer frente a la inseguridad en el país.

El gobierno uruguayo se encargará de controlar la producción y venta de marihuana como una de las formas de combatir el narcotráfico, se anunció hoy oficialmente.

"Queremos dar una lucha contra dos cosas distintas. Una es el consumo de drogas y la otra el tráfico de drogas. La prohibición de ciertas drogas le provoca más problemas a la sociedad que la droga misma", dijo en rueda de prensa el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro.

Este problema "es visible en países vecinos y no tan vecinos, con consecuencias desastrosas. Y percibimos un tránsito hacia esa realidad", agregó Fernández Huidobro, quien estuvo acompañado por los ministros de Interior, Eduardo Bonomi, y de Desarrollo Social, Daniel Olesker.

La medida se enmarca en un paquete de quince disposiciones que lanzó hoy el gobierno uruguayo para enfrentar la inseguridad en el país y tratar de devolver un "clima de convivencia" en la sociedad.

En el paquete se incluyen modificaciones al código de la niñez y la adolescencia, la revisión de las penas a los criminales, la indemnización a víctimas de la violencia ante el aumento de los homicidios por "ajustes de cuenta", lo que es considerado "un síntoma de la aparición de ciertos fenómenos que antes no existían", en el país.

Fernández Huidobro explicó que lo anunciado hoy respecto de la marihuana "no es ninguna novedad". "El Estado uruguayo tuvo el monopolio de la droga alcohol con la destilación, plantación de caña de azúcar y fabricación de bebidas alcohólicas".

El alcohol, el tabaco y los medicamentos son las principales drogas que se consumen en Uruguay, en ese orden, y la cuarta es la marihuana que abarca a unas 300.000 personas que alguna vez la consumieron. "Calculamos que abarca actualmente un espectro de entre 127.000 y 150.000 personas" informaron los ministros uruguayos.

La medida de hoy, sobre la cual no quisieron profundizar los ministros uruguayos, "tuvo en cuenta tratados internacionales, relaciones con (los países) vecinos y temas diplomáticos que hay que tener en cuenta, especialmente a la luz de esta legalización".

"La medida no puede afectar a países vecinos ni ser acusados (luego) de ser centro de fabricación y distribución internacional de drogas", precisó el ministro Fernández Huidobro.

Anticipó que para el nuevo rubro agrícola "regirán las leyes de la economía: quien venda la mejor calidad y más barato termina con el narcotráfico; como pasa con los demás productos de la tierra", recalcó.

Fuente: DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda