Una nueva facción de derecha se asoma en el Parlamento Europeo | Europa | DW | 14.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Una nueva facción de derecha se asoma en el Parlamento Europeo

Los populistas de derecha han ganado terreno en las elecciones europeas. Ahora se están reorganizando antes de la primera sesión del Parlamento Europeo. Pero su influencia sigue siendo limitada, según Bernd Riegert.

Bajo la dirección del ultraderechista partido de gobierno italiano Lega, se ha formado un nuevo grupo parlamentario en el recién elegido Parlamento Europeo, compuesto por partidos nacionalistas y populistas de derecha de nueve países. En la sala de prensa, Marco Zanni del Lega, el nuevo líder electo del grupo parlamentario, quiso explicar los objetivos críticos de la UE. Al principio, sin embargo, hubo problemas de comunicación porque Zanni habló en italiano e inicialmente no hubo un intérprete. La líder francesa de la Agrupación Nacional, Marine Le Pen, trataba de buscar en su mesa el botón correcto pata escuchar el discurso, el diputado alemán Jörg Meuthen de la AfD apretaba nervioso los auriculares a sus oídos.

Cuando finalmente se encontró un intérprete, Zanni habló rápida y elocuentemente sobre los nublados principios del colorido grupo nacionalista. Querían impedir un superestado europeo, más soberanía nacional en el gasto y ninguna intromisión de la UE en asuntos internos de los Estados miembros. Marco Zanni, que inicialmente perteneció al populista "Movimiento de cinco estrellas" en Italia y luego pasó a la Liga de derechas, dijo que la facción ya no quería "transferencias internas dentro de la Unión Europea". Zanni reflejaba así la opinión del líder de su partido, el ministro del Interior italiano Matteo Salvini, quien en la disputa presupuestaria con la Comisión de la UE exige que el dinero italiano se gaste solo en ciudadanos italianos. El Gobierno populista de Roma no quiere ceder a las normas que se aplican a todos los países cuya moneda común es el euro. Mientras tanto la Comisión Europea critica el excesivo endeudamiento de Italia.

¿Con o sin el euro?

El líder de Los Verdaderos Finlandeses, Jussi Halla-aho, se pronunció a favor de la abolición de la moneda única y de la disolución de la zona euro, compuesta por 19 Estados. El representante alemán Jörg Meuthen no quiso llegar tan lejos, aunque Alemania, según él, no se ha beneficiado tanto del euro como siempre se ha dicho. "Queremos una zona euro diferente", dijo Meuthen a DW. 

Meuthen propone, por ejemplo, la introducción de monedas paralelas. Los populistas italianos están considerando la posibilidad de emitir nuevos pagarés para saldar cuentas en Italia, algo que sería ilegal teniendo en cuenta las normas de la zona euro. Por su parte, el diputado austríaco Harald Vilimsky, del FPÖ, no ve con buenos ojos estas propuestas. "Necesitamos el euro para nuestro bienestar", aseguró Vilimsky. El hecho de que no se pongan de acuerdo en puntos centrales de política europea no le parece grave a Vilimsky. "Tampoco lo están los otros grupos", afirmó.

Otra minoria

La francesa Marine Le Pen, que no se presentó como candidata al Parlamento Europeo y solo se presentó como líder de su partido partido en la sala de prensa, habló del tablero de ajedrez político en Europa, en el que ahora se encuentran nuevas figuras: "Esta es una situación completamente nueva. El tono cambiará completamente, no solo en el Parlamento, sino también en el Consejo". Los gobiernos de los Estados miembros están representados allí. Le Pen no dejó en claro cómo llega a esa evaluación. Los populistas de derecha sólo lograron pequeños avances en las elecciones europeas. En el Consejo están bastante debilitados por el colapso del gobierno nacional-conservador de los Demócrata-Cristianos y del FPÖ en Austria. El representante de los "finlandeses", Jussi Halla-aho, ve esto de forma algo más realista: "Seguimos siendo la minoría, pero la minoría es mayor que antes. La formación del grupo parlamentario demuestra que incluso los nacionalistas pueden trabajar juntos".

Hasta ahora, los populistas y los radicales de derecha del Parlamento Europeo estaban divididos en tres grupos. En el nuevo Parlamento sólo hay dos grupos de derecha. Con 73 escaños, el nuevo grupo parlamentario de "Identidad y Democracia" presentado hoy (13.06.2019) es el quinto más grande del Parlamento. Los democristianos (179 escaños), socialdemócratas (152), liberales (110) y verdes (76) van a la cabeza. El "Partido brexit" del británico Nigel Farage, que se opone a la UE, forma una facción con los populistas italianos de "5 estrellas", el mayor partido gobernante de Italia. En otro grupo están los derechistas polacos y los conservadores británicos.

Los amigos de la UE deben acercarse más

Con las pérdidas para los partidos populares y el crecimiento de grupos más pequeños, ahora es necesario, por primera vez, en el Parlamento Europeo formar coaliciones de al menos tres grupos con el fin de crear mayorías estables para la legislación. Dado que los demócrata-cristianos, socialdemócratas, liberales y verdes descartan la cooperación con los populistas de derecha, tendrán que cooperar más estrechamente entre sí en el futuro. La plataforma de sondeos de opinión poll of polls ha contado las cifras de todos los diputados escépticos y afines de la UE de todos los bandos, tanto de derecha como de izquierda, y el resultado es: un total de 473 afines a la UE y 251 oponentes a esta, que estarán representados en el noveno Parlamento Europeo. La posición de otros 27 diputados al Parlamento Europeo no pudo determinarse con claridad.

Autor: Bernd Riegert (ct/mn)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

 

Ver el video 02:22

Elecciones europeas: Los Verdes se convierten en la segunda fuerza de Alemania

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema