Una familia de acogida para dementes | Sociedad | DW | 02.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Una familia de acogida para dementes

Pocas personas se podrían imaginar acoger y atender en su casa a una persona desconocida que padece demencia. Un ambicioso proyecto piloto en Alemania busca precisamente a esas personas.

Según el Ministerio alemán de Salud, en Alemania, cerca de 1,4 millones de personas sufren demencia. Al año 2030, se estima que esta cifra aumentará a 2,2 millones. Por ello, muchas personas se enfrentan a una difícil decisión: ¿mandar al familiar afectado al asilo o atenderlo en casa?

Dos tercios optan por cuidar al familiar demente en casa. No obstante, no tiene que ser obligatoriamente en el propio hogar, señala Klaus Niel, coordinador de demencia de la diaconía en Düsseldorf. Al contrario, la demencia también cambia la personalidad del enfermo y puede afectar las relaciones familiares.

“Si las cosas solo se hacen por obligación y no por interés propio o diversión, no suelen salir bien”, explica. El proyecto piloto de la diaconía en Düsseldorf busca ofrecer a personas afectadas una vida “normal”, en un hogar “normal” en el que puedan participar de la vida cotidiana sin que representen una carga para las familias.

Klaus Niel.

Klaus Niel.

¿Fuman, son vegetarianos, se levantan temprano?

Un importante criterio para la selección de la familia de acogida es la vivienda. Por ello, Klaus Niel inspecciona los cuartos de huéspedes y controla si estos se encuentran, por ejemplo, en la planta baja y si la persona enferma tiene un espacio con suficiente privacidad.

El coordinador de la diaconía también pregunta por las costumbres de la familia de acogida: ¿fuman, son vegetarianos, se levantan temprano? Y sobre todo trata de imaginarse si en aquel nuevo hogar la estancia del enfermo sería de larga o de poca duración.

Controles de calidad

Tener experiencia en el ciudado de personas con demencia no es un requisito indispensable para acoger a una persona. Sin embargo, para evitar que la familia adoptiva se haga una idea falsa de lo que significa atender a un enfermo de día y de noche, los candidatos participan durante dos semanas en un entrenamiento intensivo en una asilo. El proyecto, además, es asesorado por la Universidad de Witten-Herdecke.

Un importante criterio para la selección de la familia de acogida es la vivienda.

Un importante criterio para la selección de la familia de acogida es la vivienda.

¿Por qué la gente opta por acoger a una persona con demencia en su casa? Según Niel, una de las razones principales es hacer algo con sentido. “Sé que no me voy a hacer rica”, explica una participante. “Siempre me ha gustado ayudar a otras personas”, añade.

El proyecto es financiado por el Ministerio de Salud y los seguros de asistencia del Estado federado de Renania del Norte-Westfalia. Cada familia de acogida recibirá alrededor de 1.000 euros al mes para la atención del demente. La idea del proyecto no es completamente nueva: desde la década de los 80 del siglo pasado, existe un modelo similar con personas discapacitadas que viven en familias de acogida.