Un pueblo ruso, “invadido” por osos polares agresivos | Ecología | DW | 11.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ecología

Un pueblo ruso, “invadido” por osos polares agresivos

Desde diciembre la localidad de Belushya Guba se encuentra en alerta, porque 52 animales se han tomado las calles y han obligado a la gente a permanecer encerrada en casa.

Son decenas, grandes y muy agresivos. Desde diciembre de 2018 la pequeña aldea de Belushya Guba se encuentra en estado de alerta por lo que se ha llamado una "invasión” de osos polares. Todos los años llegan algunos, pero esta vez aparecieron nada menos que 52 de estos animales, situación que obligó a las autoridades locales a declarar el "estado de emergencia”.

Belushya Guba se encuentra en el óblast de Arcángel, en el archipiélago de Nueva Zembla, en el norte de Rusia. Es el lugar más poblado de la región, con poco menos de 2.800 habitantes. Para que se hagan una idea: al momento de escribir esta nota había 13 grados bajo cero, algo que en la región vendría a ser como un veranito de San Juan.

El jefe de la administración del archipiélago, Jigancha Mousin, dijo que desde 1983 vive en la aldea "y nunca vi una invasión tan masiva de osos polares”. Alexandre Minaiev, jefe adjunto de la administración, contó que los animales, que se pasean a sus anchas por las calles del poblado, tienen "un comportamiento agresivo”.

"Atacan a la gente y penetran en los edificios de vivienda y de servicios (...) Entre seis y diez osos están permanentemente en el territorio del pueblo", asegura. Según Minaiev, "la gente tiene miedo de salir de casa (...) los padres tienen miedo de dejar a sus hijos ir solos a la escuela".

Todo indica que el deshielo del Ártico, provocado por el calentamiento global, ha obligado a estos osos a buscar comida en otros lugares, pues se ven forzados a estar más tiempo fuera del hielo para alimentarse. Y como está prohibido cazarlos, a los habitantes de Belushya Guba no les queda más que esperar que las medidas adoptadas por las autoridades den resultados.

"Hemos intentado expulsarlos con vehículos y perros, pero no hemos obtenido el efecto deseado”, indicaron las autoridades, por lo que solo resta armarse de paciencia.

(dzc/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad