Un mundo cada vez más hostil contra los periodistas | El Mundo | DW | 18.04.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Un mundo cada vez más hostil contra los periodistas

Cada vez se vuelve más peligroso ejercer el oficio de periodista, en Europa y en todo el mundo, de acuerdo con el Índice Mundial de Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras.

Por primera vez en tres años, Corea del Norte no es el peor país del mundo para ejercer el periodismo. Según la última edición anual del Índice Mundial de Libertad de Prensa publicado este jueves (18.04.2019), en 2019 es Turkmenistán el país que cierra la clasificación mundial.

De nuevo, Noruega encabeza el ranking, seguida de Finlandia y Suecia.

Países Bajos salió del "top tres”, una caída que en opinión de Sylvie Ahrens-Urbanek, de la división alemana de Reporteros sin Fronteras, prueba que hasta en los países considerados democracias ejemplares hay deficiencias en relación con la libertad de prensa.

"Ha habido casos de periodistas que necesitan protección policial para informar sobre el crimen organizado”, dijo la representante, subrayando la importancia de revertir esta tendencia negativa en países con una tradición fuerte de libertades periodísticas.

"Clima de miedo”

"Esencialmente, el clima en el que los periodistas trabajan se ha deteriorado globalmente”, dijo Ahrens-Urbanek, explicando que el gremio experimenta ahora un "clima de miedo”.

Ahrens-Urbanek resaltó el aumento de la retórica de odio contra los periodistas en Europa y Estados Unidos, pese a que el fenómeno haya crecido en todo el planeta.

Una y otra vez, las palabra siempre van a más: incluso en Alemania, Reporteros sin Fronteras registró 22 agresiones físicas a periodistas el año pasado.

"Aún recordamos las manifestaciones de Chemnitz, por ejemplo, en las que los periodistas no solo fueron atacados verbalmente a gran escala, sino también físicamente; por ejemplo, les arrebataban sus cámaras de las manos”, dijo Ahrens-Urbanek.

Alemania sube (por la caída de otros)

El hecho de que Alemania haya escalado dos posiciones, hasta el puesto 13, pese al aumento de la hostilidad contra los periodistas, se debe principalmente al deterioro de las condiciones de otros países.

Ver el video 03:12

Riesgo para periodistas en Venezuela

Austria, por ejemplo, cayó cinco puestos hasta la posición 16. El año pasado, la formación de derecha populista Partido de la Libertad de Austria (FPÖ, por sus siglas en alemán), que constantemente pone el punto de mira en la prensa, entró en la coalición de gobierno. En septiembre, el Ministerio del Interior de Austria, dirigido por Herbert Kickl, del FPÖ, publicó una directiva por la que la comunicación con ciertos medios críticos con el Ejecutivo debía reducirse al mínimo.

En Hungría, que cayó 14 puestos hasta situarse como el país 87 de la clasificación, la situación es similar. Bulgaria es el único país de la UE que quedó debajo en la clasificación, en la posición 111.

Periodistas asesinados y encarcelados en Europa

Esta preocupante tendencia en los países de la UE es especialmente llamativa en el caso de Malta, que perdió 12 posiciones, cayendo hasta la 77, y Eslovaquia, que cayó ocho, hasta la 35.

La periodista de investigación maltesa Daphne Caruana Galizia fue asesinada en octubre de 2017 y la investigación de su muerte a duras penas avanza. En Eslovaquia, el periodista investigativo Jan Kuciak y su prometida, Martina Kusnirova, fueron asesinados en febrero de 2018. Una persona ha confesado los asesinados y las autoridades eslovacas mantienen retenidos a otros tres sospechosos, incluido un importante hombre de negocios cuyas controvertidas prácticas Kuciak estaba investigando. Sin embargo, Ahrens-Urbanek dijo que en Reporteros sin Fronteras siguen estando "insatisfechos con la forma en que los procesos están siendo llevados a cabo”.

Bildkombo Jan Kuciak & Daphne Caruana Galizia

Jan Kuciak (izquierda) y Daphne Caruana Galizia (derecha) fueron asesinados mientras investigaban casos de corrupción

El brutal asesinato del periodista Jamal Kashoggi dentro del consulado saudí en Estambul fue probablemente el caso más sonado el año pasado. En la última clasificación, Arabia Saudí cayó tres posiciones hasta el número 172.

Si bien el Gobierno turco ha enfatizado públicamente sus intenciones de arrojar luz sobre la muerte de Kashoggi, el país no es desde luego un aliado de la prensa libre. "Turquía es el país con mayor número de periodistas encarcelados por su trabanjo”, dijo Ahrens-Urbanek. Este año, el país se mantiene en el puesto 157.

La República Centroafricana fue el país que experimentó una mayor caída en el índice, en concreto, de 33 puestos. "Desde el final de la guerra civil, el país ha sido un vacío legal”, dijo Ahrens-Urbanek, quien añadió que el asesinato de tres periodistas rusos allí el año pasado tuvo un "impacto negativo” en su clasificación, ahora en la posición 145.

Mejoras notables en un corto tiempo

Pero no todo son malas noticias. Algunos países han mejorado su situación en lo que a la libertad de prensa se refiere. El mayor protagonista a este respecto es Etiopía, que subió 40 puestos hasta el 110. El primer ministro, Abiy Ahmed, que solo ha estado un año en el cargo, ha puesto en marcha una serie de reformas, entre ellas la liberación de periodistas encarcelados y el desbloqueo de páginas web antes restringidas.

Gambia avanzó 30 puestos hasta el 42, un año después de que el país africano experimentase una transición política. Las mejoras de este año se suman a las del año pasado, cuando el país avanzó 21 posiciones. Reporteros sin Fronteras dijo que en el mandato del primer ministro Adama Barrow Gambia ha cultivado la pluralidad en su industria mediática.

"Si hay voluntad política, las condiciones pueden mejorar bastante rápido”, dijo Ahrens-Urbanek. "Vemos lo mismo en otras zonas de Asia con mejoras también, como Malasia o las Maldivas, donde la historia es similar”.

Sin embargo, Ahrens-Urbanek advirtió que un simple cambio de poder no lleva automáticamente a mejoras. "Tanzania es un ejemplo negativo, en el que el presidente ha reducido progresivamente la capacidad de maniobra de los periodistas”, dijo. El país del este africano cayó 25 puestos, hasta situarse en la posición 118.

(eal/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema