Un muerto por explosión de bomba de la II Guerra Mundial | Alemania | DW | 03.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Un muerto por explosión de bomba de la II Guerra Mundial

Una bomba de la II Guerra Mundial explotó en la ciudad alemana de Euskirchen, cuando se realizaban trabajos de excavación, dejando un saldo de un muerto y ocho heridos.

La bomba de la Segunda Guerra Mundial que explotó hoy en Euskirchen, una ciudad de cerca de 50.000 habitantes ubicada en las proximidades de Bonn, durante unos trabajos de excavación, causó la muerte del responsable de la excavadora.

"El conductor de la excavadora perdió la vida, dos hombres resultaron gravemente heridos y seis padecen heridas leves", informó un portavoz de la policía.

De momento no se ha podido establecer el tipo y tamaño del artefacto explosivo. Sin embargo, la onda expansiva tuvo que ser de gran intensidad ya que alcanzó también a vehículos que se encontraban a cierta distancia de la zona de la explosión, rompiendo sus cristales.

Nutridos precedentes

El hallazgo de bombas de la Segunda Guerra Mundial es algo habitual en Alemania. No obstante, normalmente se encuentran sin golpearlas y son desactivadas. No obstante, hace seis años, la explosión de una bomba en Baviera provocó la muerte de un obrero de la construcción que se encontraba trabajando en una autopista.

En otros muchos casos no ha habiodo víctimas fatales que lamentar, pero sí considerables despliegues de policías y especialistas. Por ejemplo, a comienzos de diciembre se encontró una en la localidad de Oranienburgo. Expertos en explosivos la hicieron detonar, después de haber evacuado a unas 12.000 personas de la zona.

En diciembre de 2011, el hallazgo de un proyectil británico de 1,8 toneladas y de una bomba estadounidense obligó a evacuar unas 45.000 personas en Coblenza, casi la mitad de la población de la ciudad.

A finales de agosto de 2012, la potente explosión controlada de una bomba de 250 kilos encontrada en el centro de la ciudad alemana de Múnich causó innumerables daños materiales en los edificios de la zona.

ers (dpa)

DW recomienda

Publicidad