Un mandatario etíope viaja a Eritrea por primera vez en veinte años | El Mundo | DW | 08.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Un mandatario etíope viaja a Eritrea por primera vez en veinte años

Ambos países carecen de contactos diplomáticos desde la guerra fronteriza que empezó en 1998, cinco años después de la declaración de independencia por parte de Eritrea.

Äthiopischer Ministerpräsident Abiy Ahmed beim Staatsbesuch in Eritrea (Twitter/@fitsumaregaa)

El primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, aterrizó en la capital de Eritrea, Asmara, donde se fundió en un histórico abrazo con el presidente, Isaias Afewerki.

Entre risas y abrazos fue recibido el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, a su llegada a la capital eritrea, Asmara, por el presidente Isaias Afewerki. Una escena impensable hace solo unos meses. Es la primera reunión entre mandatarios de ambos países en veinte años, en medio de un rápido deshielo diplomático destinado a poner fin a uno de los conflictos más antiguos de África. La visita se produce un mes después de que Abiy sorprendiera aceptando totalmente un acuerdo de paz controvertido en su país.

Los medios etíopes han seguido de cerca este momento histórico, publicando fotos de banderas de Etiopía ondeando en la capital eritrea, algo que, según el portal de noticias Addis Standard, "es la primera vez que se hace de forma oficial desde la guerra". El jefe de la Oficina del Primer Ministro etíope, Fitsum Arega, aseguró: "Ahora podemos superar dos décadas de desconfianza y movernos en una nueva dirección".

La semana pasada, una delegación eritrea encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores, Osman Saleh, se trasladó a Etiopía para arrancar con las negociaciones de normalización de relaciones diplomáticas, inexistentes desde que disputas fronterizas llevaron a ambos países a una guerra en 1998, cinco años después de que Eritrea Eritrea se independizara de Etiopía. El conflicto duró dos años y costó decenas de miles de vidas en ambos bandos.

Los dos países firmaron un acuerdo de paz el 12 de diciembre de 2000 en Argel, pero todavía está pendiente la demarcación definitiva de la frontera común. El Acuerdo de Argel estipula que ambas partes acepten la decisión de la Comisión de Frontera de Eritrea y Etiopía (EEBC, en sus siglas en inglés) como "final y vinculante". Sin embargo, cuando esta comisión decidió conceder a Eritrea la ciudad de Badme, epicentro de la guerra, Etiopía se retractó de su compromiso y el entonces primer ministro etíope, Meles Zenawi, señaló que sólo aceptaría ese dictamen "en principio". La distensión de las relaciones entre ambos países vino tras el compromiso adquirido por Abiy de aceptar y aplicar dicho Acuerdo.

LGC (AP/EFE)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad