Un islamista con vigilancia electrónica logró escapar de Alemania | Europa al día | DW | 16.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Un islamista con vigilancia electrónica logró escapar de Alemania

Un sindicado de terrorismo islamista con una tobillera electrónica, peticionario de asilo en Alemania, logró aparentemente sin problemas, viajar por vía aérea a Grecia y desaparecer.

Tobillera electrónica para sospechosos fuera de la cárcel.

Tobillera electrónica para sospechosos fuera de la cárcel.

Según la revista Der Spiegel  y la televisión pública ARD, se trata de Hussein Z., peticionario de asilo identificado en Alemania como "peligroso”.  El 11 de octubre, el hombre habría pasado con un vendaje los control/es del aeropuerto de Hamburgo y, aunque pitó en el arco de seguridad, pudo tomar un vuelo con destino a Atenas.

Fuentes de la Policía Federal consultadas por el programa "Report München" de ARD señalaron que durante aproximadamente tres horas -la duración del vuelo- los responsables de su vigilancia no obtuvieron ninguna señal de la tobillera, hasta que volvió a activarse en Atenas. Como no está permitido este tipo de controles electrónicos en el extranjero, se canceló la señal.

El Parlamento autorizó el uso de tobilleras electrónicas para islamistas peligrosos en julio, antes de concluir la legislatura, y Baviera (sur del país) fue el primer estado federado en aprobar su propia normativa al respecto y el primero también en aplicarla para vigilar a dos sospechosos.

Sospechoso de terrorismo partió de Baviera

Hussein Z., según las fuentes citadas, llegó como solicitantes de asilo en 2015 a Alemania y la Fiscalía lo investiga ante las sospechas de pertenecer a una organización terrorista, mientras que las autoridades bávaras lo han tildado de especialmente peligroso.

El hombre pidió autorización a los agentes encargados de su vigilancia en Baviera para viajar a Hamburgo, donde viven su madre y su hermana, y, tras darle luz verde, la policía bávara informó a la de la ciudad portuaria de la situación.

JOV (efe, Spiegel)

DW recomienda

Publicidad