Un centro alemán para combatir la migración ilegal | Alemania | DW | 18.07.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Un centro alemán para combatir la migración ilegal

El GASIM, un Centro de Análisis y Estrategias Conjuntas de la Migración Ilegal, reúne expertos de varias organismos estatales que trabajan en la intersección de migración y criminalidad.

August Hanning, subsecretario del ministerio de Interior

August Hanning, subsecretario del ministerio de Interior

"A veces tengo la impresión de que las bandas están mejor organizadas que las instituciones nacionales de seguridad y la Policía", ironizó August Henning, subsecretario federal del Interior, al presentar a la opinión pública el GASIM, el Centro de Análisis y Estrategias Conjuntas de la Migración Ilegal. Éste abrió sus puertas en mayo, en plena avalancha de solicitudes de visados para ingresar a Alemania por el Mundial de Fútbol, un período durante el cual se temían una vasta serie de irregularidades a este respecto. El fenómeno, claro está, rebasa los límites del gran evento.

La migración ilegal representa para Alemania un gran desafío, dicen las autoridades: las cifras del volumen de personas que entran ilegalmente, también a través de bandas organizadas, se encuentra aún a oscuras. Creando este centro se trata de afrontar conjunta e integralmente el problema.

Reunión de expertos

En total 36 expertos, provenientes de la Oficina de Criminología, de la Oficina para Migración y Refugiados, del Control Financiero del Trabajo Ilegal, del ministerio de Exteriores y de los Servicios Secretos comparten las oficinas de GASIM. Lo de aunar y coordinar métodos de acción hay que entenderlo como que todos estos especialistas están localizados en un solo corredor, y el flujo de comunicación es mayor y más fácil. "Imagínese que hay un caso sospechoso de afluencia de visas", declaró a DW-WORLD Gabriele Hermani, portavoz de prensa del ministerio del Interior, "y uno puede cotejar la información desde varios aspectos en un momento".

Pocas cifras

Según Hermani, en el año 2005 un total de 2.943 personas ilegales fueron aprehendidas sea con papeles ilegales al interior del país o en los controles en los aeropuertos. También en el ámbito de la prostitución forzada. Si bien la cifra, relacionándola con los más de 80 millones de habitantes que tiene Alemania, o con la cantidad de migrantes que golpean las puertas europeas por el Mediterráneo, resulta casi insignificante, ésta es preocupante, para el ministerior del Interior, en la medida en que las cifras reales no se conocen aún, por el mismo carácter del fenómeno. La Oficina de Criminología, por su parte, estima que son cerca de 30.000 personas las que entran ilegalmente por año al país. Sobre todo, el fenómeno de la trata de mujeres se encuentra en la mira.

"La migración ilegal y las redes criminales que la sustentan representan un desafío central. Alemania se ve golpeada de manera considerable por al migración ilegal. Su entrada a Alemania ocurre por diversos caminos, sobre todo por la "frontera verde"", explica Henning.

Una cooperación efectiva entre las entidades anteriores resultará provechosa para detener las irregularidades durante la concesión de visados, sobre todo porque las representaciones consulares alemanas estarán comunicadas con él, así lo espera este nueva organismo estatal, cuya función será básicamente policíaca en contra de falsificadores, traficantes de personas y redes de contrabandistas.

DW recomienda