UKIP obtiene un escaño en el parlamento británico | Europa | DW | 10.10.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UKIP obtiene un escaño en el parlamento británico

El partido británico euroescéptico UKIP logró su primer escaño en el Parlamento en las elecciones parciales que se celebraron en el distrito electoral de Clacton, en el sur del país. El candidato del partido populista de derechas Douglas Carswell se impuso claramente a conservadores y laboristas logrando el 60 por ciento de los votos, frente al 25 por ciento del candidato conservador Giles Watling, informó la comisión electoral.

“No hay nada que no podamos lograr”, aseveró a primera hora de este viernes (10.10.2014). Carswell en su discurso tras la victoria, según la emisora de radio BBC. El líder del Partido de la Independencia (UKIP), Nigel Farage, alabó a Carswell como un “hombre valiente y honorable que ha tenido una recompensa justa”.

El diputado conservador de 43 años formaba parte del partido Tory del primer ministro David Cameron, pero en agosto renunció a su escaño y se pasó a las filas de UKIP. La renuncia a su escaño hizo necesario que se celebraran las elecciones parciales del jueves. Carswell acusó al partido de Cameron de llevar a cabo una política clientelista favoreciendo a la clase más rica, lo que le hizo perder el contacto con la realidad.

El UKIP espera ahora, con su presencia en el Parlamento británico, ganar apoyo de cara a las elecciones parlamentarias previstas para mayo de 2015. En una segunda elección parcial en el distrito de Heywood y Middleton, cerca de Manchester, necesaria tras la muerte de un diputado, la candidata laborista Liz McInnes se impuso a sus oponentes, aunque por una estrechísima ventaja de 617 votos sobre el candidato del UKIP, John Bickley.

Parte del gobierno temía que el UKIP también se hiciera con ese tradicional feudo laborista y lograra enviar dos diputados al Parlamento, tras convertirse en la fuerza más votada en las elecciones al Parlamento Europeo el pasado mayo. Las elecciones parciales británicas supusieron así un nuevo golpe para el jefe de gobierno, en cuyas filas se teme que los populistas de derechas puedan costarle la victoria a los conservadores en las próximas elecciones parlamentarias. (dpa)

Publicidad