UE y la protección de la Amazonía: “hay que tocarles el bolsillo” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 31.01.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

UE y la protección de la Amazonía: “hay que tocarles el bolsillo”

Los móviles de los asesinatos de líderes indígenas son conocidos. En Bruselas se busca qué hacer para mejorar la protección de selvas y sus habitantes. Una líder amazónica responde a DW.

Brasilien Brennende Amazonas-Dschungel in Apui (Reuters/B. Kelly)

La Amazonía de Brasil en llamas, agosto 2019

Proteger la biodiversidad en los territorios boscosos, por más alejados que estén de Europa, es sinónimo de proteger la vida en el Viejo Continente. Éste es el mensaje que, con bemoles, se repite en salas de conferencias y pasillos de las instituciones de la Unión Europea.

 "Nos preocupa el gran número de líderes indígenas atacados todos los días en actos de defensa de sus tierras ancestrales (…) "Hay un nexo específico entre la pervivencia de pueblos indígenas y la biodiversidad", fue parte del mensaje que la Comisión Europea presentó esta semana ante el pleno de la Eurocámara.

Un reciente encuentro con representantes de pueblos indígenas de todo el mundo y una inminente conferencia sobre políticas y gestión internacional de bosques son algunos de los tantos que se anota la UE en su acción a favor de la biodiversidad y la protección de los pueblos indígenas. También aporta fondos para la conservación de lenguas indígenas.

"Pero hay amenazas y la UE quiere saber cómo abordar los derechos los indígenas a través de sus políticas”, dijo la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli.

Una líder amazónica responde

"En este momento, toda la Amazonía está atravesada por bloques petroleros que pueden ser negociados a futuro. El bloque 28, concesionado a ENAP de Chile en consorcio con  bielorrusos y la petrolera estatal ecuatoriana, está en el nacimiento de fuentes de agua. Es sumamente grave. Hay resistencia, pero el gobierno está dispuesto a explotar”, dijo a DW  Patricia Gualinga, líder kichwa de la comunidad Sarayaku.

Gualinga fue uno de los representantes de la comunidad que ganó, en 2012, un caso por explotación y militarización de tierras comunitarias sin mediar consulta previa. No obstante, a pesar de la intervención de instancias internacionales, "han pasado siete años desde la sentencia y sigue habiendo concesiones alrededor de nuestro territorio. Nuestra comunidad se cuenta entre las tierras que podrán ser negociadas. No se cumple con la obligación de consultar previamente ni con la prohibición a la extracción con explosivos”, apunta Gualinga, añadiendo que tanto las mineras como las petroleras son como un Estado, con sus propias leyes, dentro del país.

Como directora de Relaciones Internacionales de la organización Kichwa First People de Sarayaku, Gualinga ha dialogado con las instancias de la UE. "El Banco de Inversiones Europeo propone desinvertir a partir del 2021. Es decir que ya no habrá inversiones europeas en petróleo y gas. Pero no incluye a la minería. Ésta –sin distinción entre legal o ilegal- es la que más contamina los ríos amazónicos, acaba con los delfines de agua dulce y las nutrias de los lagos. Nuestro supermercado es la selva y el río, y nuestra alimentación está contaminada”, detalla la líder amazónica. 

Parar los asesinatos

"Con nuestro pueblo, por ser tan rebelde, no se meten mucho”, cuenta Gualinga. Sin embargo, ella misma ha recibido amenazas de muerte. "Hay otros no tan conocidos a quienes matan y todo queda en las más absoluta impunidad. No logran descubrir quién está detrás”, ironiza.

En esta situación, teniendo como prioridad el Pacto Verde Europeo, ¿qué responde Gualinga a una UE que busca maneras de proteger pueblos indígenas, selva y biodiversidad?

"Pienso que el mensaje debe cambiar”, dice Gualinga. "Debe quedar claro que va a haber justicia. Y que matando a uno no van a detener la causa del conjunto. Por otro lado, la UE es un actor económico que tiene que ver con la mayoría de países del mundo con sus acuerdos comerciales. ¿Por qué no pone reglas fuertes? ¿Por qué no pone condiciones que toquen el bolsillo de los gobiernos?”, agrega la líder amazónica.

En un momento en que el Pacto Verde está alto en la agenda, Gualinga expresa esperanza. "Ni siquiera porque esperemos que les preocupen los derechos de unos indios  que están muriendo en la Amazonía. Sino porque la destrucción de la selva, es su propia destrucción”, concluye.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda