UE vs. China ante OMC, por aranceles sobre tubos de acero | Economía | DW | 13.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

UE vs. China ante OMC, por aranceles sobre tubos de acero

La Unión Europea (UE) se queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por los aranceles antidumping impuestos por Pekín a la importación de tubos de acero inoxidable procedentes del bloque comunitario.

La disputa comercial entre la UE y China aumentó este jueves con la denuncia interpuesta por el bloque europeo ante la OMC, en Ginebra. "La UE cree que los impuestos antidumping son incompatibles con la legislación de la OMC", afirmó en Bruelas la Comisión Europea.

Los aranceles chinos, que la UE denuncia ante la OMC seis meses después de que Japón presentara una demanda similar contra el gigante asiático, "están obstaculizando de forma significativa el acceso al mercado chino", afirmó el Ejecutivo comunitario. Según datos de 2010, la UE suministra el 35 por ciento de las importaciones chinas de tubos de acero sin soldaduras.

La demanda se centra en productos de acero de alta calidad que China necesita para construir nuevas plantas de energía, cruciales en sus planes para remodelar su infraestructura eléctrica. La industria siderúrgica de China, por lejos la más grande del mundo, descubrió que no podía producir los mismos productos de forma más barata que sus rivales japoneses y europeos. Pekín tenía sospechas de que las importaciones tenían un precio injusto y le impuso aranceles antidumping.

¿Ojo por ojo...?

Los aranceles impuestos en noviembre de 2012 a los tubos de acero procedentes de la UE son del 9,7 y el 11,1 por ciento. Círculos diplomáticos apuntan que dichos aranceles fueron una respuesta a los mayores aranceles impuestos por la UE a los tubos chinos desde 2011. Por otro lado, a principios de este mes, la UE impuso aranceles punitivos promedios del 47 por ciento a la tecnología de paneles solares importada desde China. Poco después, Pekín anunció que iniciaría investigaciones antidumping por la importación de vinos europeos.

La acción legal pone en marcha una cuenta regresiva que da a China un máximo de 60 días para mantener conversaciones con la Unión Europea para tratar de hacer frente a su denuncia ante la OMC.

rml (dpa, reuters)