UE-Rusia: hablando claro | Europa | DW | 21.12.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

UE-Rusia: hablando claro

El ingreso de rusos sin visado a la UE, cuestiones energéticas y temas comerciales estuvieron en el orden del día de la 30 Cumbre EU-Rusia, en la que no faltaron las palabras claras.

Ya al comienzo de la cumbre, que tuvo lugar este viernes (21.12.12), Herman van Rompuy, presidente del Consejo Europeo, exigió a Putin más libertades democráticas para los ciudadanos rusos. “Como miembros del Consejo Europeo y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación Económica, ambos asumimos obligaciones”, dijo van Rompuy. Y agregó que “como socios debemos hablar también sobre la implementación de esas obligaciones, con las que queremos garantizar los derechos democráticos de nuestros ciudadanos.”

La disputa por los visados

Putin no respondió a las palabras de van Rompuy, sino que abordó de inmediato dos temas que interesan al Kremlin más que los derechos democráticos: el ingreso libre de visado de rusos a la UE y cuestiones energéticas. En cuanto al primero, Putin mostró durante su discurso de apertura una lista de 40 países cuyos ciudadanos no necesitan visado para entrar a la UE. “Son países que se hallan a miles de kilómetros, pero los ciudadanos rusos no pueden entrar sin visado”, agregó.

Las posiciones en la cuestión de la exención de visado para ciudadanos rusos difieren efectivamente bastante. Ambas partes aún no se han puesto de acuerdo en cuanto al círculo de personas que podrían ser liberadas de la obligación de solicitar visado. La UE está dispuesta a ofrecer facilidades sobre todo a familias, mientras que Rusia también quiere incluir a los poseedores de pasaportes de servicio.

EU Russland Gipfel in Brüssel Gazprom-Chef Alexej Miller

Alexej Miller, director de Gazprom

Además, la UE está dispuesta a renunciar a los visados solo si Rusia expide pasaportes biométricos a prueba de falsificación. La UE exige también que mejoren en Rusia la lucha contra el crimen organizado y la situación de los derechos humanos. Putin dice que con esas exigencias, la UE solo quiere en realidad impedir la entrada sin visado de rusos a territorio comunitario.

Las divergencias energéticas

Las posiciones divergen también en la política energética. Rusia critica en particular el Tercer Paquete Energético de legislación de la UE, que crea un mercado energético único y no permite que las empresas que ya dominan el suministro, como Gazprom, puedan también dominar las redes de distribución.

Comentando ese tema, en la cumbre Putin dijo que "por supuesto la UE tiene derecho a tomar sus decisiones, pero... estamos atónitos por el hecho de que a esa decisión se le haya dado incluso validez retroactiva". Y, en un arrebato, llegó a calificar la regulación de “incivilizada”.

Comercio, Siria y “Femen”

Con exportaciones a la UE por un valor de 200.000 millones de euros anuales e importaciones por 108.000 millones, Rusia es el tercer mayor socio comercial de la UE, después de Estados Unidos y China. Aproximadamente un tercio de la demanda de petróleo y gas de la UE es cubierta con compras en Rusia.

Otra profunda diferencia entre Rusia y la UE es el manejo de la situación en Siria. Mientras Rusia ha apoyado hasta ahora al régimen de Bashar al Asad en Siria, la UE se inclina por la oposición.

Brüssel EU Ukraine Femen Demonstration Polizei Festnahme

Un policía encara a una manifestante de Femen.

Al margen de la cumbre, activistas del grupo de derechos de la mujer “Femen” protestaron a pecho descubierto contra el presidente Putin. Cuatro jóvenes, que se habían descubierto los senos y pintado el cuerpo con eslóganes como “Apocalipsis”, corrieron por la calle delante de la sede de la UE hasta que la policía las detuvo. “Putin, ¡al infierno!” exclamaron las manifestantes cuando las fuerzas de seguridad las redujeron y sacaron del lugar.

Autor: Pablo Kummetz
Editor: Enrique López

DW recomienda