UE prolongará otros seis meses sanciones contra Rusia | Europa al día | DW | 13.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

UE prolongará otros seis meses sanciones contra Rusia

Los líderes de la Unión Europea acordaron este jueves (13.12.2018) prolongar por seis meses más las sanciones económicas a Rusia por su papel en la crisis separatista en el este de Ucrania y por no haber aplicado suficientemente los acuerdos de paz de Minsk.

"Decisión: La UE prolonga de forma unánime las sanciones económicas contra Rusia dada la falta de progreso en la implementación de los acuerdos de Minsk", escribió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su perfil de Twitter. Los líderes tomaron esta decisión tras escuchar, como es costumbre, de la canciller alemana, Angela Merkel, y del presidente francés, Emmanuel Macron, un balance de la implementación de los acuerdos de paz.

Esos dos países representan a la UE en el llamado "formato de Normandía", en el que junto a Kiev y Moscú tratan de llegar a una solución para la crisis ucraniana. La UE condiciona el fin de las sanciones económicas a Rusia a la aplicación total del acuerdo de Minsk y aún hay faltas en su implementación, que incluye la retirada de armamento pesado o el respeto al alto el fuego.

Las actuales sanciones vencen el próximo 31 de enero, fecha hasta la que tiene de plazo el Consejo de la UE para formalizar el acuerdo político adoptado por los líderes y publicar las actas legales necesarias para la renovación de las medidas restrictivas.

Esas sanciones fueron introducidas por la Unión el 31 de julio de 2014, inicialmente por un período de un año, en respuesta a "las acciones emprendidas por Rusia, que suponían la desestabilización de la situación en Ucrania", recordó el Consejo. A continuación, se reforzaron en septiembre de ese mismo año y, desde entonces, se han ido prorrogando.

Las sanciones están centradas en los sectores de las finanzas, la energía y la defensa. En concreto, las medidas restrictivas limitan el acceso a los mercados de capitales primario y secundario de la UE para determinados bancos y empresas rusas. También imponen una prohibición de exportación e importación de armas y vetan la exportación de productos de doble uso, bien para uso militar o para usuarios finales militares en Rusia.

Las sanciones, además, restringen el acceso de Moscú a determinadas tecnologías y servicios sensibles que pueden utilizarse para la exploración y la producción petrolíferas. (EFE)

DW recomienda