UE: obstáculos sorteables y una nueva visión | Europa | DW | 22.06.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: obstáculos sorteables y una nueva visión

Si Europa no está en crisis, por lo menos lo parece. DW-WORLD conversó al respecto con dos expertos, uno del European Policy Centre de Bruselas y otro del Center for European Studies de la Universidad de Tréveris.

default

¿Europa?

Rechazando las acusaciones de tener una visión de Europa sólo como un gran mercado, Tony Blair se autocalificó de "apasionado europeo". Con la seguridad que le confiere haber sido elegido por tercera vez y encontrarse a punto de asumir la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea asegura que durante su presidencia sacará a Europa de la crisis. La pregunta que se plantea es, ¿qué puede hacer en realidad Blair como presidente del Consejo? ¿Qué significan y qué esperar de las propuestas que van surgiendo?

Flexibilizar posiciones bajo presión

DW-WORLD conversó al respecto con Guillaume Durand, experto en política europea del European Policy Centre (EPC) en Bruselas quien opina: "La postura de Blair se traduce en una apuesta por un cambio en la estructura presupuestaria, pero su aprobación depende de que reine la unidad. El presidente no es más que el director de las negociaciones, cuyas propuestas pueden ser aceptadas o no, como fue el caso de la hecha por el primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker".

Para ello pone, al fin, a discusión el controvertido cheque británico, apostando a que así Francia flexibilizará su postura a favor de las subvenciones agrarias. Por su parte, a l presidente Jacques Chirac no es fácil moverlo de su posición, pues -aunque el gobierno francés declare que defiende a los pequeños productores- detrás suyo hay intereses poderosos. Aquí no se trata del "interés francés", así el analista del EPC, sino del de algunos grandes agricultores franceses y alemanes. La propuesta actual inglesa concuerda con una hecha por la Comisión en 2003, que cosechó el mismo rechazo del eje franco-germano. "El período de reflexión que ha iniciado la Unión Europea desembocará en una mayor transparencia, y con ella aumentará la presión por flexibilizar posiciones y paliar la crisis", explica Durand.

Las subvenciones eran parte del trato…

En conversación con DW-WORLD, Gerhard Ambrossi, catedrático del Center for European Studies de la Universidad de Tréveris, analiza la crisis, mermándole dramatismo: "Europa no se está desintegrando. Se trata concretamente de un desacuerdo en una cuestión presupuestaria, un obstáculo sorteable." Con respecto a la divergencia en cuanto a visiones, Francia y Alemania se sienten atropelladas por Inglaterra con razón. "El fundamento para ello se encuentra en la misma historia del club europeo, en cuyas bases se determina que tendrá una política agraria común. Inglaterra entró posteriormente al club en esas condiciones", expone Ambrossi.

… pero no de la visión a futuro

Sin embargo, aunque no con el patetismo que se imprime en estos días, Europa sí se encuentra ante una encrucijada de visiones: no en el sentido de que Schröder y Chirac quieren una unión política y Blair sólo una económica, sino en el sentido de la Europa que se quiere para conseguir los fines de la ambiciosa Agenda de Lisboa: lograr para el año 2010 "la economía más competitiva y dinámica". Y si se tiene que invertir más en dinámica, no se puede invertir tanto en subvenciones al mercado agrícola, opina Ambrossi.

Schröder, así Ambrossi, no tiene razón al decir que Inglaterra quiere que Europa sea una zona franca comercial, pues ni lo es, ni lo va a ser ni Reino Unido lo quiere. Sólo no quiere que Francia y Alemania dirijan en bloque los destinos de la Unión. A ello cabe acotar que esto, en realidad, fue una propuesta inglesa: fue el mismo Churchill quien propuso que Francia y Alemania se unieran para estabilizar Europa.

Vías para salir de la crisis

Como fuere, si Europa no está en crisis, por lo menos lo parece. Declaraciones van y acusaciones más o menos apacibles vienen, propuestas concretas empiezan a surgir. El canciller Schröder, por su parte, se reúne con José Manuel Durao Barroso, el presidente de la Comisión y con el líder de los socialistas europeos, Martin Schulz, para discutir una nueva propuesta para salir de la crisis constitucional: "Renovar Europa a través de acciones concretas", como por ejemplo crear foros para acercar la compleja Unión Europa y sus instituciones a los ciudadanos. Es imperativo acercarse a la ciudadanía, concuerda Ambrossi, puntualizando: " hay que ponerles en claro que la Unión Europea, en realidad, está más cerca de ellos de lo que creen, pues muchos parecen no haber entendido todavía que bastantes de las ventajas que tienen ahora existen gracias a las arcas de la Unión Europea".

DW recomienda

Publicidad