UE-América Latina: la cumbre, un partido de fútbol | Política | DW | 11.05.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

UE-América Latina: la cumbre, un partido de fútbol

América Latina llega con fisuras a la cumbre de la Unión Europea, reconoció en entrevista exclusiva con DW-WORLD el presidente peruano, Alejandro Toledo. Europa observa perpleja un continente en ebullición.

Cumbre en Viena: Europa observa con asombro.

Cumbre en Viena: Europa observa con asombro.

Como nunca antes, América Latina se encuentra convulsionada por divisiones entre bloques regionales y hostilidades entre vecinos. Unos 26 jefes de Estado de gobierno de la región se reúnen con sus homólogos de 25 naciones miembro de la Unión Europea.

En la capital austriaca, el presidente del Perú, Alejandro Toledo, recibió a DW-WORLD, en el Hotel Imperial, el más lujoso y exclusivo de la ciudad, según los vieneses, en donde el jefe de Estado se hospeda estos días.

"Nunca como hoy la temperatura estaba tan ideal para reunirnos y acortar la distancia del Atlántico que nos separa", dijo un Toledo optimista sobre el encuentro. La importancia de la relación con Europa lo muestran las cifras de inversión y de intercambio comercial, en las que los europeos ocupan los primeros puestos en la región.

Toledo enumeró los temas a discutir en la cumbre como son la seguridad global, el medio ambiente, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y, sobre todo, la lucha contra la pobreza. "Porque si no la combatimos, la pobreza va a conspirar contra la democracia", advirtió.

División entre bloques y países

Toledo reconoció que América Latina llega a Viena dividida. "Sí, es cierto que hay algunas fisuras, y hay que enfrentarlas", afirmó. "Existen en la Comunidad Andina, por ejemplo. El presidente Chávez ha decidido separarse de la Comunidad Andina, lo que no comparto pero lo entiendo. Él tiene la suerte de tener petróleo, cuyo precio está por encima de los 70 dólares por barril. Que Dios lo bendiga", afirma.

Añade que aquellos países como el Perú, Colombia y Ecuador, que son importadores netos, tienen que vender sus uvas, sus paltas (aguacate) y sus mangos. "Generar divisas para los pobres, y él (Chávez) tiene una estrategia distinta contra la pobreza. Yo creo que los pobres no quieren que les regalen pescado. Los pobres quieren tener el derecho de aprender a pescar".

El presidente afirma que la suya y la de Chávez son dos orientaciones distintas. "Le digo con franqueza que no se asuste, pues en cada familia existen discrepancias pero están dispuestas para ser limadas". Toledo compara a esa familia latinoamericana de naciones con la europea, que tras una historia de integración de 150 años también ha tenido sus fisuras, sus desavenencias y es ahora la región más integrada.

"Que la historia me juzgue"

Aludiendo a una Cumbre Alternativa que tiene lugar paralela a la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, que rechaza el neoliberalismo que profundiza la brecha social en América Latina, Toledo afirma que los términos neoliberal, ortodoxo, centro, izquierda o derecha "son paradigmas absolutamente rotos".

El presidente defiende que él se ha aferrado a un manejo responsable de la economía y ahí están los resultados. "Cuando las pasiones políticas y este proceso electoral termine, entonces la historia se encargará de juzgarme", afirma y añade simbólicamente: "estas manos no están teñidas de sangre".

Hidrocarburos, propiedad de Bolivia

EU Lateinamerika Gipfel in Wien Evo Morales

Evo Morales en Viena: conferencia de prensa.

En otro extremo de la ciudad, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dio una sorpresiva conferencia de prensa en la que afirmó que Bolivia no indemnizará a las compañías petroleras porque no hubo una expropiación.

Morales reconoció que las empresas extranjeras afectadas por el decreto de nacionalización anunciado el 1° de mayo pasado realizaron inversiones y tienen todo el derecho a recuperar su inversión y tener utilidades, pero no son propietarias de los recursos. "No estamos expulsando a nadie, sólo ejerciendo el derecho de propiedad sobre nuestros recursos", dijo.

Equipos dispares

La IV Cumbre entre los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y América Latina y el Caribe comienza con gran expectación por parte de los medios de ambos continentes.

América Latina, enfrascada en disputas ideológicas con figuras como Hugo Chávez y Evo Morales por un lado. Por otro figuras moderadas de izquierda, como Lula, Kirchner y Bachelet, por el otro. Entre los corredores en el Centro Ferial donde tiene lugar el encuentro se escuchó el último desliz del presidente mexicano, el conservador Vicente Fox, quien dijo que calará al presidente boliviano, Evo Morales.

Fox quiso decir que le "tomará la medida" a su homólogo durante un encuentro en el marco de la cumbre. Más allá de las desavenencias los líderes europeos esperan con curiosidad e interés a sus homólogos latinoamericanos.

Como si se tratara de un partido de fútbol, el equipo europeo, integrado por pesos pesados de la política internacional, observa con perplejidad a un continente en ebullición. En el equipo europeo juegan Tony Blair, Jacques Chirac, José Luis Rodríguez Zapatero y tienen como portera a una mujer: la alemana Angela Merkel quien propuso un documento que junto con México propone un modelo de cooperación entre ambos bloques.

DW recomienda