UE-América Latina: con el bosque como aliado | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 05.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

UE-América Latina: con el bosque como aliado

Once meses se da Bruselas para elaborar una estrategia para proteger los bosques y la diversidad, para mitigar el cambio climático. En la UE y en el mundo. En una conferencia internacional se comenzó a recoger ideas.

Plakat Konferenz Forest for Biodiversity and Climate in Brüssel (DW/Mirra Banchón)

Conferencia Internacional "Forest for Biodiversity and Climate" en Bruselas

"Sólo tenemos una década para actuar”: esto quedó claro en la conferencia internacional sobre "Bosques para la biodiversidad y el clima”, organizada por la Comisión Europea. Bruselas se pliega a la emergencia climática que once mil científicos de todo el mundo declararon hace un mes. "Urge actuar y no es por el planeta. La Tierra se regenerará como lo ha hecho tras otras extinciones masivas. Pero la humanidad no lo sobrevivirá”, subrayó, al inaugurar la conferencia, Franz Timmermann, vicepresidente de la Comisión Europea y comisario europeo para el Nuevo Pacto Verde.

 En la búsqueda de soluciones una cosa queda clara: el bosque es un aliado porque captura quita carbono de la atmósfera, porque alberga la biodiversidad, porque ofrece madera y ecoservicios. Y porque alberga pueblos y cultura. 

El aliado desaparece

A pesar de que todo esto es conocido y se acepta, la superficie boscosa del mundo desaparece. Entre 2014 y 2020, la deforestación ha aumentado en un 40% y la expansión agrícola es su principal motor. Es más, la UE utiliza un tercio de los productos asociados a esa deforestación. Y los efectos de la deforestación no conocen fronteras. 

Wald in Schweden (Fern)

Bosque en Suecia. Exhibición fotográfica de la organización Fern durante la conferencia sobre bosques en Bruselas (04-05.02.2020)

Para afrontar esta responsabilidad, la UE debe actuar en tres frentes al mismo tiempo, opina Pascal Canfin, presidente de la comisión de Medio Ambiente en el Parlamento Europeo.

"Primero: asegurar legislativamente la protección de un 30% de su superficie, marítima y continental. Segundo: asegurar el manejo sustentable de los bosques, lo que en el comercio se traduce en sellos de calidad. Tercero: Aáyudar a terceros países –a los productores- a gestionar sustentablemente. Somos la primera fuerza comercial del mundo”, afirmó Canfin.

Predicando con el ejemplo y demostrando sus beneficios económicos, medioambientales y sociales, detrás de la UE vendrían otros, así la propuesta. ¿Estarían países amazónicos dispuestos a declarar bajo protección su territorio boscoso? ¿Qué obtendrían por ello? ¿Estarían Colombia o Perú dispuestos a someterse a nuevos sellos que pudieran descalificar sus productos por venir de zonas de conflicto? 

Es posible

 "Costa Rica, mi país, se planteó hace varios años que la sostenibilidad, más que la protección absoluta, era el reto del futuro. Es decir, si tiene un bosque y extrae un porcentaje, el bosque se puede recuperar naturalmente. Si excede el porcentaje, el bosque no se va a recuperar naturalmente y tiene un problema de deforestación”, explica a DW René Castro-Salazar, directivo para Clima, Biodiversidad, Tierra y Agua de la FAO.

René Castro-Salazar (DW/Mirra Banchón)

René Castro-Salazar

"Esto que hace años era teoría, lo ha documentado la FAO para 20 países, Costa Rica y Chile entre ellos. Han logrado conservar y recuperar bosques sin sacrificar la producción de alimentos. Pero eso no está a nivel global. Seguimos perdiendo varios millones de hectáreas al año de bosque”, afirma Castro-Salazar, ex ministro de Relaciones Exteriores y de Medio Ambiente de Costa Rica.

"Se requiere buscar un nuevo equilibrio entre la protección y el uso sostenible. En esa dirección estamos trabajando, pero en los países no necesariamente hay acuerdo entre sus ministerios de Medio Ambiente y Agricultura”, afirma Castro-Salazar, agregando que crear conciencia y educar a la población, instituciones y empresas es una política que habrá que implementar a largo plazo.

Restaurar, un comienzo

¿Pero qué puede hacer la UE entretanto? ¿Qué puede implementar en su nueva estrategia para los bosques para apoyar el cambio? "Restaurar”, responde Castro-Salazar, especialista en desarrollo sostenible. 

 

Wald in Lettland (Fern)

Bosque en Letonia. Exhibición fotográfica de la organización Fern en la conferencia sobre bosques en Bruselas (04-05.2020)

"Hay unos 300 millones de hectáreas que se usaron de forma equivocada para ganadería o agricultura extensiva, que no tuvo manejo sostenible de pastos. Esas tierras están abandonadas, no producen empleo, no producen alimentos”, agrega, echando en falta una política más agresiva de inversión en áreas que impacten en el clima y protejan la biodiversidad.

¿Es realista? "Sí”, responde Castro-Salazar. "El tamaño económico de la la UE lo permitiría. Y así tendríamos 15 o 20 años de tiempo de respiro mientras maduran tecnologías en transporte y en energía que son las que darán la gran solución en el tema de cambio climático y mientras terminamos de entender los nexos entre biodiversidad y cambio climático. Este año va a ser crucial para que la humanidad haga esos nexos”, concluye. Como fuere, Bruselas busca ideas para su nueva estrategia para la protección de los bosques, también en América Latina. Hasta el 15 de febrero.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda