Udo Lindenberg: cantante, poeta y pintor | Sociedad | DW | 19.01.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Udo Lindenberg: cantante, poeta y pintor

El roquero y rebelde alemán Udo Lindenberg ha obtenido muchos reconocimientos musicales. Pero no sólo eso: también fue galardonado con la Medalla Carl Zuckmayer por sus méritos en pro del idioma alemán.

Sombrero de ala ancha, lentes oscuros y extraordinaria lírica.

Sombrero de ala ancha, lentes oscuros y extraordinaria lírica.

Los literatos más conservadores habrán respingado la nariz al enterarse de la decisión de otorgarle a Udo Lindenberg la Medalla Carl Zuckmayer 2007, el principal premio para méritos por la defensa del idioma alemán.

El roquero germano, sombrero de ala ancha y lentes oscuros, que se califica a si mismo de "motor de subversión", es una de las grandes figuras del rock en Alemania. Desde su primer álbum Daumen im Wind (Pulgares al viento, 1972) ha logrado independizar al rock alemán de las modas populares del momento.

Lírico extraordinario

En contra de la gran corriente siempre ha cantado sólo en alemán, alentando a otros a seguir su ejemplo en una época en la que el inglés se ha coronado como el idioma no sólo de la música rock. Y entre los méritos para el idioma alemán que le han hecho acreedor a la Medalla Carl Zuckmayer, no sólo destaca el lenguaje de sus letras, sino también que en ellas reconoce, lo mismo que Zuckmayer, lo que mueve al pueblo germano y le do cuerpo en su lírica que algunos califican de poesía.

Pero no sólo sus textos inteligentes, honestos e incluso proverbiales son galardonados, también su compromiso político le ha valido la selección.

Hombre multifacético

Udo Lindenberg

El pintor frente a una de sus obras.

La carrera de este icono de la música rock alemana comenzó en la ciudad de Gronau como baterista. Participó en diversos grupos, estudió un par de semestres en el Conservatorio de Münster. En 1973 logra su primer gran éxito con el álbum Alles klar auf der Andrea Doria (Todo bajo control en el Andrea Doria) con el grupo Panik-Orchester.

En la década de los 80 Lindenberg cambia las baquetas por el micrófono. Sus canciones reflejan un gran compromiso político, especialmente en el campo de la protección ecológica y los movimientos pacifistas. Son legendarias sus canciones, como por ejemplo, Sonderzug nach Pankow (Tren especial a Pankow) dedicada a Erich Honecker.

En 1989 el artista prueba suerte como autor con el libro autobiográfico El pánico o ¿cómo me convierto en estrella de pop?. A pesar de que desde los noventa el interés del multifacético artista se concentra en las artes gráficas, jamás ha dejado de cantar.

DW recomienda

Enlaces externos