″Ucrania se aferra, a pesar de Chernóbil, a la energía nuclear″ | Ciencia y Ecología | DW | 26.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

"Ucrania se aferra, a pesar de Chernóbil, a la energía nuclear"

Hace 32 años explotó la central nuclear de Chernóbil con consecuencias drásticas. A pesar de todo, Ucrania sigue aferrándose a la energía nuclear. Sylvia Kotting-Uhl habló con DW al respecto.

Deutsche Welle: Señora Kotting-Uhl, usted es la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear en el Parlamento alemán, acaba de estar en Chernóbil y ha podido comprobar las consecuencias causadas por la gran catástrofe nuclear. ¿Cuál es su impresión?

Me sorprendió la actitud esquizofrénica hacia la energía nuclear. Ucrania fue el primer país que vivió un accidente nuclear de esas dimensiones. Hasta la actualidad no se han superado las consecuencias en absoluto y, según las autoridades, no será tampoco posible. La zona restringida de 10 kilómetros, por ejemplo, no será nunca más habitable.

Por otro lado, la energía nuclear está considerada como indispensable. Se ha tomado conciencia de la importancia de dejar atrás las energías fósiles y del carbón y, por eso, Ucrania se aferra, a pesar de Chernóbil, a la energía nuclear. Hay poco interés por las energías renovables, lo que me parece increíble.

¿Cómo lidia la gente con esta desgracia?

La situación económica es desde la guerra con Rusia relativamente mala. Las arcas del Estado no disponen de dinero suficiente como para indemnizar a los afectados por Chernóbil. Por eso, hay 12.000 recursos en el Tribunal Internacional de Justicia de Derechos Humanos.

Con frecuencia, la vida de las víctimas está destruida. En las zonas restringidas se pueden ver casas abandonadas, llenas de arbustos y árboles tras 32 años.

Por el otro lado, la ciudad de Kiev es muy europea. Allí se suele decir: "Necesitamos el crecimiento, el desarrollo y, por eso, la energía nuclear”. Aunque no hay dinero para las víctimas, piensan que la energía nuclear es la forma más barata de producir energía. Esto es esquizofrénico, porque se escinde lo sucedido en Chernóbil de la realidad.

Ucrania se aferra a la energía nuclear. ¿Cómo?

Por el momento, se trata de la prolongación de la vida útil de los reactores. Se calculó que la prolongación de la vida útil y por reactor costaría entre 300 y 900 millones de euros, pero construir nuevos hasta 9 000 millones de euros, lo que no pueden permitirse en este momento.

Los reactores tienen una vida útil de 30 años. Ahora la idea es prolongar el funcionamiento de los reactores viejos y muy viejos, con o casi 30 años.

Han ubicado un sarcófago sobre el reactor dañado. ¿Qué tan exitoso es este proyecto?

Esta construcción es una obra brillante de la tecnología, pero aún no está en funcionamiento. Los niveles de radiación interna son más altos que los calculados, por lo que los robots no pueden trabajar todavía. Originalmente, la cubierta protectora debería ponerse en funcionamiento a finales de 2017. Ahora se dijo que planean hacerlo a finales de 2018. Sospecho que puede tomar incluso más tiempo. Pero, por supuesto, esto proporcionará una protección mucho mejor contra la emisión de radiaciones que el antiguo sarcófago, que ahora está empezando a desmoronarse. Participaron 45 países y recaudaron dos mil millones de euros. Esa es una gran muestra de solidaridad.

En Europa, algunos países han decidido prescindir de la energía nuclear, mientras que otros quieren que sus antiguos reactores funcionen el mayor tiempo posible, a pesar del riesgo creciente. ¿No hay cambios a la vista?

No. Al igual que en Ucrania, en muchos países de la UE existe la convicción de que se necesita energía nuclear, sobre todo para alcanzar los objetivos climáticos de París. Por cierto, la Comisión de la UE también ha actuado muy activamente en este sentido en Ucrania. Polonia, la República Checa y Bulgaria quieren expandirse o volver a usar energía nuclear, y en países con armas nucleares como Francia y el Reino Unido, el uso militar y el llamado civil van, de todos modos, de la mano.

Sylvia Kotting-Uhl, también es la portavoz de Los Verdes sobre asuntos relacionados con política nuclear.

Sylvia Kotting-Uhl, también es la portavoz de Los Verdes sobre asuntos relacionados con política nuclear.

Los consorcios persiguen sus propios intereses y quieren ganar dinero con viejos reactores nucleares. Los ciudadanos europeos, están preocupados por los accidentes causados por los antiguos reactores. ¿Cómo ve este conflicto de intereses?

Lamentablemente, las preocupaciones están completamente justificadas. Con el envejecimiento, las averías aumentan. Desde la edad de 30 años, 32 años, el riesgo de avería aumenta significativamente. No se dejó al azar que la vida útil de las centrales nucleares debería ser de 30 años. Ahora su funcionamiento se puede prolongar hasta 40 y 50; algunos hablan de 60 años. Es una locura total. 

Me desespera un poco el hecho de que después de 32 años de Chernóbil y ni siquiera diez años después de Fukushima, parece que se haya olvidado nuevamente que el ser humano comete errores y la tecnología puede fallar. Este riesgo de prolongar la vida útil de antiguas centrales eléctricas en Europa está creciendo y es irresponsable.

Me gustaría que la gente saliera a la calle a manifestarse. En Alemania se tiene la impresión de que tras haberse aprobado el apagón nuclear, ya no hay peligro. Desgracidamente no es así. Sabemos por Chernóbil hasta dónde puede llegar la nube radioactiva. La sociedad civil debe abogar por un apagón nuclear en toda Europa. 

Sylvia Kotting-Uhl es la presidenta de la Comisión de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear en el Parlamento alemán y miembro de Los Verdes.

Entrevista: Gero Rueter   (RMR/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda