Ucrania libera al expresidente georgiano Mijail Saakashvili | Europa al día | DW | 12.12.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Ucrania libera al expresidente georgiano Mijail Saakashvili

El expresidente georgiano Mijail Saakashvili, acusado de entrar ilegalmente a Ucrania y de apoyar a una organización criminal, fue liberado este 11 de diciembre por una corte en Kiev. Las razones por las cuales el juez no envió a Saakashvili a prisión serán anunciadas más adelante. "Fue una decisión muy valiente por parte de la jueza. Ahora tendrá que soportar mucha presión", dijo Saakashvili. "Ahora podré hablarle a la gente directamente y no bajo arresto domiciliario", agregó. Saakashvili había denunciado previamente los cargos contra él y dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, había jugado un rol clave en sus problemas legales.

"Me considero un prisionero de la oligarquía ucraniana y de Putin", dijo Saakashvili a una corte en Kiev, según comentarios a medios locales. El exlíder georgiano y actual político en Ucrania organizó actos de campaña en las últimas semanas contra el presidente ucraniano, Petro Poroshenko. Saakashvili, de 49 años, fue detenido el fin de semana antes de encabezar una protesta en el centro de Kiev en la que pidió el enjuiciamiento de Poroshenko. El expresidente de Georgia carece actualmente de nacionalidad. El Gobierno de Kiev le concedió la nacionalidad ucraniana hace dos años, pero se la retiró en julio, mientras estaba en Estados Unidos, después de que entrara en conflicto con Poroshenko. Sin embargo, Saakashvili regresó poco después a Ucrania.

En 2015 Saakashvili perdió la nacionalidad de su país natal, Georgia, por haber aceptado el pasaporte ucraniano. El ex presidente también corre el riego de ser expulsado a Georgia, país que ha solicitado su extradición en el marco de investigaciones sobre corrupción y prevaricación. El exmandatario lideró una desastrosa guerra contra Rusia durante sus casi diez años como presidente. Perdió el poder en 2013 con la entrada en juego de un partido opositor que promovió unas relaciones más estrechas con Rusia.  Tras ello, apoyó el ascenso de Poroshenko a la presidencia de Ucrania y en 2015 fue nombrado gobernador de la región ucraniana de Odesa, en el Mar Negro. Dimitió del puesto un año y medio después, acusando de corrupción a Poroshenko. (dpa)

Publicidad