Tusk: Reino Unido podría dar marcha atrás en ″brexit″ | Europa | DW | 24.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tusk: Reino Unido podría dar marcha atrás en "brexit"

El Presidente del Consejo Europeo aseguró en Estrasburgo que suspender el divorcio entre Londres y la UE es una opción que está sobre la mesa.

"Mientras no estemos divididos, la UE podrá ponerse de pie en cualquier escenario. De hecho, de Londres depende cómo termine esto: con un buen acuerdo, sin acuerdo o sin ‘brexit'”. Con esas palabras se refirió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, al curso que llevan las negociaciones para el divorcio entre Reino Unido y la UE ante el pleno del Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo (Francia).

No es primera vez que Tusk desliza la posibilidad de que Londres permanezca dentro del club comunitario a pesar del triunfo del "brexit” en el referéndum convocado para esos fines en Reino Unido, algo que debería ocurrir, según el calendario estipulado, el 29 de marzo de 2019. Ya en junio, Tusk había citado la canción "Imagine”, del británico John Lennon, para referirse a unos comentarios de amigos suyos que le dijeron que "imaginara” que el Reino Unido seguía dentro de la UE.

Tusk habló ante los diputados europeos sobre la cumbre de la UE celebrada a finales de la semana pasada. En ella, los jefes de Gobierno y de Estado europeos rechazaron la ampliación de las negociaciones que había solicitado Reino Unido. Por ello, no se hablará de la futura relación entre los británicos y la UE hasta que no se hayan producido "progresos suficientes" en cuestiones clave.

¿Cuáles son las cuestiones clave?

Esas cuestiones clave son la futura frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, un finiquito de hasta 100.000 millones de euros exigida a Londres, y los futuros derechos de los 3,2 millones de ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido y los 1,2 millones de británicos en la UE. Si por alguna razón no hubiera acuerdo, se produciría una separación no regulada, algo que posiblemente tendría consecuencias graves sobre todo para la economía.

En Estrasburgo, Tusk se definió como un "optimista incurable" y centró su mensaje sobre el "brexit” en subrayar que, más allá del camino que tome Londres, los 27 países que permanezcan en la UE deben permanecer unidos. Asimismo, se refirió a los cambios que deberá asumir el Parlamento Europeo de cara a las elecciones de 2019, pues si el Reino Unido se retira, se van también 73 de los actuales 750 europarlamentarios.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad