Turquía y la Unión Europea intentan un acercamiento | Europa | DW | 21.01.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Turquía y la Unión Europea intentan un acercamiento

El canciller turco Mevlut Cavusoglu realiza una visita oficial a Bruselas en la que pide también a la UE acciones concretas.

"Hemos visto una mejora general del ambiente, deseamos con fuerza ver una desescalada en el Mediterráneo oriental", dijo en rueda de prensa el alto representante para Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell. Sin embargo, admitió, "seguimos preocupados por la situación [en cuestión de derechos humanos] en Turquía".

Preocupados por las idas y venidas del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, los líderes de la UE presentan desde este jueves (21.01.2021) al ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, las condiciones para normalizar las relaciones con Turquía, pero le harán saber también que no "pasarán página" sobre las acciones agresivas de Ankara.

El ministro de Relaciones Exteriores turco mantuvo este jueves un encuentro en Bruselas con el jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, y el viernes será recibido por el presidente del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, y el secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg. Antes de iniciar su reunión con Borrell, Cavusoglu dijo que Erdogan había instado a Michel y a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, a "visitar Turquía y he venido a preparar esa visita". "Espero que mis reuniones sean fructíferas", añadió.

Los dirigentes europeos han tomado nota del deseo del presidente turco de reducir las evidentes tensiones en las relaciones con Bruselas. Sin embargo, los líderes europeos ya no aceptarán apenas "declaración de intenciones" y quieren "hechos y acciones concretas", dijo el lunes Peter Stano, portavoz de Borrell. En la misma línea se expresó hoy Cavusoglu, pidiendo acciones concretas también por parte de la Unión Europea.

Roces en el Mediterráneo y otras cuestiones

Los puntos de tensión son numerosos e incluyen disputas con Grecia y Chipre, la participación de Turquía en los conflictos en Siria, Libia y Nagorno Karabaj, la dura retórica con Francia, las violaciones del embargo de armas de la ONU sobre Libia, o las acciones militares y agresivas en el Mediterráneo oriental.

Los líderes europeos tendieron una mano al presidente Erdogan en julio de 2020, pero éste la rechazó, y en diciembre Bruselas decidió sancionar a Ankara por seguir con su prospección de gas en la zona económica exclusiva de Chipre, en el Mediterráneo oriental. La UE sumará nuevos nombres a una lista abierta en noviembre de 2019 en la que ya aparecen dos líderes de la Turkish Petroleum Corporation (TPAO), que tienen prohibida la visa a Europa y cuyos activos en la UE han sido congelados.

Ver el video 02:17

Aumentan tensiones entre Turquía y Grecia por yacimiento de gas

"El trabajo en la lista está en curso. Son complejos y es demasiado pronto para comentar sobre su resultado, ni sobre el momento exacto de su finalización", explicó a AFP el ministro de Relaciones Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn. Sin embargo, se podría llegar a un acuerdo sobre varios nombres en la reunión de ministros de Relaciones Exteriores prevista para el 25 de enero, dijo un diplomático europeo.

El escenario ha cambiado para Erdogan con la pérdida del apoyo de Estados Unidos y la llegada de Joe Biden al poder. Además, los "enormes problemas económicos" de Turquía no le permiten cortar los lazos con Europa, su mayor socio comercial.

"La casa se está derrumbando, y [Erdogan] está perdiendo la clase media", dijo un funcionario europeo, quien añadió que "los europeos están esperando a ver si esta actitud es sincera y duradera". Alemania, la principal potencia económica de la UE, apuesta por el apaciguamiento. Su canciller, Heiko Maas, viajó el lunes a Ankara para acoger las "señales positivas" enviadas por el presidente turco.

lgc (afp/reuters)

DW recomienda