Turquía utiliza el asesinato de Jamal Khashoggi para presionar políticamente | El Mundo | DW | 24.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Turquía utiliza el asesinato de Jamal Khashoggi para presionar políticamente

La relación entre Turquía y Arabia Saudí se ha visto ensombrecida por el asesinato del periodista. La investigación del caso depende en gran medida de las confusas relaciones de poder en Medio Oriente, según expertos.

Saudi-Arabien Reccep Erdogan & König Salman bin Abdulaziz Al Saud (picture-alliance/Anadolu Agency/Turkish Presidency/Y. Bulbul)

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan con el rey saudí Salman en una reunión en Yeda 2017

El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul ha puesto a prueba la relación de Turquía con la monarquía del Golfo. Hasta el momento, Ankara ha tratado de establecer una política de equilibrio entre el movimiento musulmán sunita Hermanos Musulmanes, por un lado, y Arabia Saudí, dominada por los wahabíes, por el otro. Sin embargo, desde el asesinato de Khashoggi, Ankara ha tomado una postura mucho más crítica sobre Arabia Saudí.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo previamente que esperaba que los líderes saudíes aclararan el caso, que no dejarán de seguirlo de cerca y que intensificarán la investigación. Según el exministro de Relaciones Exteriores turco, Yasar Yakis, la nueva postura de Erdogan respecto a Riad no es solo el resultado de la muerte de Khashoggi, sino parte de una agenda política más amplia.

Yasar Yakis ehemaliger Außenminister der Türkei (privat)

Yasar Yakis, el exministro de Relaciones Exteriores de Turquía

Las relaciones entre los Hermanos Musulmanes y Turquía

La relación de Turquía con los Hermanos Musulmanes, uno de los movimientos políticos más importantes en el mundo árabe, que tiene sus raíces en Egipto, siempre jugó un papel importante en los vínculos entre Ankara y Riad. De hecho, es bien sabido que los saudíes desaprueban la relación de Ankara con los Hermanos Musulmanes. A pesar de esto, Turquía está tratando de mantener relaciones con estos y con Irán, explica Yakis, aunque las confusas condiciones en Medio Oriente no siempre lo han facilitado.

Yakis recuerda que Arabia Saudí está actuando conjuntamente con Israel en respuesta a la postura de Turquía. Además, Riad, que está en guerra con los Hermanos Musulmanes, está cooperando con los kurdos, especialmente en Siria.

"Los kurdos son el aliado más cercano de Estados Unidos en la lucha contra el Estado Islámico en Siria", dijo Yakis, señalando que recientemente han recibido armas por valor de 200 millones de dólares (174 millones de euros). "Las armas fueron proporcionadas por Estados Unidos, mientras que el reino saudí fue quien puso el dinero". Gracias a este apoyo a los kurdos, Turquía está bastante irritada, agregó.

 Journalist Jamal Khashoggi (picture-alliance/AA/O. Shagaleh)

Los expertos dicen que el asesinato de Khashoggi puede cambiar el equilibrio de poder en Medio Oriente

A la luz de los complicados lazos turco-saudíes, Erdogan está usando el asesinato de Khashoggi como palanca contra Riad, aseguró Yakis. Erdogan ha señalado que tiene información que podría usar contra ellos, sin revelar todo lo que sabe, lo que mantendrá a los saudíes y turcos más tiempo ocupados en las conversaciones, explicó.

Profundo desacuerdo

Estas conversaciones podrían indicar que Turquía desea desempeñar un papel más importante en el mundo árabe. De hecho, durante una visita a Egipto a principios de 2018, el príncipe heredero de la corona saudí Mohammed bin Salman acusó a Turquía de apoyar a Irán y a las organizaciones islamistas, y culpó al país por trabajar nuevamente en la construcción de un califato árabe.

Ver el video 01:56

Presión internacional sobre Arabia Saudita por asesinato de periodista

Burak Bilgehan Özpek, investigador político de la Universidad de Economía y Tecnología TOBB de Ankara, dijo que Turquía hasta hoy ha ignorado estas acusaciones. No obstante, Ankara criticó duramente a Arabia Saudí cuando, junto con otros estados árabes, impuso un embargo económico a Qatar en 2017. Entonces, mientras Turquía ayudaba a Qatar a combatir el embargo, trataba al mismo tiempo de mantener al mínimo las tensiones con el reino saudí.

Özpek cree que el asesinato de Khashoggi ha empujado a Erdogan a presionar a los saudíes. Si Riad reconsidera su postura en la región y con respecto a Turquía, las tensiones pueden reducirse, dijo, pero señaló que aún es escéptico sobre si el asunto Khashoggi se resolverá por completo.

"Turquía se comporta como si tuviera el caso bajo control y alimenta las expectativas de una investigación transparente", afirmó Özpek. Solo el tiempo dirá si se cumplen estas expectativas, agregó, y explicó que hasta que eso suceda, no hay certeza sobre lo que realmente le pasó a Khashoggi.

(few/lgc)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema