Turquía: protestas contra ley de Internet | El Mundo | DW | 09.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: protestas contra ley de Internet

En Turquía se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y policías en el marco de nuevas protestas contra un restrictivo proyecto de ley para regular Internet propuesto por el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan.

Este sábado (8.2.2014), miles de manifestantes exigieron la renuncia del primer ministro Recep Tayyip Erdogan, arrojaron petardos y piedras contra las fuerzas de seguridad turcas en Estambul, y erigieron barricadas cerca de la plaza Taksim para luego prenderles fuego. Por su parte, la policía turca empleó gas lacrimógeno, balas de goma y carros hidrantes contra los manifestantes. Estos enfrentamientos tienen lugar en el marco de nuevas protestas contra un restrictivo proyecto de ley para regular Internet.

Varios grupos opositores habían convocado a la manifestación bajo el lema "Detengan la censura". El Parlamento en Ankara aprobó en la madrugada del jueves (6.2.2014) una ley que permite a las autoridades cerrar páginas web sin permiso judicial previo y obligar a los proveedores de Internet a almacenar datos de usuarios por un lapso de hasta dos años. La Unión Europea (UE) le había pedido a Turquía –que aspira a adherirse al bloque comunitario– una versión menos arbitraria e invasiva de la ley.

Se intensifica la crisis política turca

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía.

Recep Tayyip Erdogan, primer ministro de Turquía.

La ley, promovida por Erdogan, aún debe ser firmada por el presidente Abdullah Gül. "Con esta ley no se censurará Internet de ninguna manera", sino que hará a la red "más segura" y "libre", dijo Erdogan dijo este 8 de febrero. Pero, a juzgar por la agresividad de los enfrentamientos registrados, sus palabras no calmaron los ánimos de sus opositores. Los sucesos de este sábado (8.2.2014) no pasan inadvertidos para el hombre fuerte de Ankara, quien de por sí se halla bajo presión por la investigación de episodios de corrupción durante su mandato.

Erdogan cree que las investigaciones por corrupción forman parte de una conspiración contra su Gobierno y que detrás de ella se encuentran seguidores del predicador islámico Fethullah Gülen. Se cree que Gülen, que vive en Estados Unidos, tiene gran influencia en la policía y la justicia turcas.

ERC ( dpa / AP / Reuters )

DW recomienda

Publicidad