Turquía: Erdogan se reunirá con líderes de las protestas | El Mundo | DW | 10.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: Erdogan se reunirá con líderes de las protestas

Pese al acercamiento, las autoridades dijeron que prohibirían más “manifestaciones ilegales”. En la noche hubo nuevos enfrentamientos.

Tras casi dos semanas de protestas, el primer ministro turco Recep Tayyip Erdogan se abrió a reunirse con los representantes del movimiento de protesta que se ha desatado en su contra, tras la violenta represión policial con que se actuó contra una manifestación pacífica en Estambul contra la destrucción de un parque, informó la prensa este lunes (10.06.2013).

El vicejefe de gobierno, Bülent Arinc, informó que se prevé una reunión para este miércoles (12 de junio). Arinc dijo que los líderes de la protesta “serán informados de los hechos y nuestro primer ministro escuchará sus solicitudes”. Sin embargo, pocas horas antes Erdogan había calificado de “merodeadores” a quienes se expresaban en su contra.

Tras una reunión del gabinete, Arinc dijo que las “manifestaciones ilegales” no se permitirán más en Turquía. La decisión de Erdogan, sin embargo, no alivió las tensiones y la noche de este lunes la policía lanzó nuevamente gases lacrimógenos contra quienes se manifestaban en Ankara. En tanto, el presidente Abdullah Gül firmó una controvertida ley que limita más la venta y el expendio de alcohol.

Más y mejor organizados

Cerca de 5.000 personas, la mayoría jóvenes de clase media, han resultado heridos en las manifestaciones, mientras que tres personas han perdido la vida, enturbiando la imagen turca de democracia modelo del mundo islámico. “Vendremos todos los días después del trabajo hasta que Erdogan se vaya”, dijo un manifestante de 30 años citado por la agencia AFP.

“Ellos siguen tratando de cambiar nuestra forma de vida. Todo se vuelve más religioso, no más democrático”, dijo otro joven. Erdogan había previsto que las protestas perderían fuerza con el paso de los días, algo que evidentemente no se ha cumplido. Los manifestantes han ganado incluso en organización: sacan un pequeño boletín y tienen un programa radial.

En tanto, la policía turca detuvo temporalmente en la provincia de Adana a 13 usuarios de la red social Twitter. Se les acusa de instigar disturbios y coordinar ataques contra las fuerzas policiales, según informó el canal de noticias CNN en turco. Twitter y Facebook son para muchos adversarios del gobierno los principales canales de comunicación.

DZC (dpa, AFP)