Turquía: detienen al sobrino de Fethullah Gülen | El Mundo | DW | 23.07.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Turquía: detienen al sobrino de Fethullah Gülen

La policía turca detuvo este sábado (23.7.2016) a Muhammet Sait Gülen, sobrino del predicador Fethullah Gülen, quien es acusado de orquestar el fallido golpe militar del 15 de julio contra Erdogan desde Estados Unidos.

El predicador Fethullah Gülen, acusado de orquestar el fallido golpe militar del 15 de julio contra Erdogan.

El predicador Fethullah Gülen, acusado de orquestar el fallido golpe militar del 15 de julio contra Erdogan.

Este sábado (23.7.2016), la policía turca detuvo a Muhammet Sait Gülen, sobrino del predicador Fethullah Gülen, quien es acusado de orquestar el fallido golpe militar del 15 de julio contra Recep Tayyip Erdogan desde Estados Unidos. Muhammed Sait Gülen fue arrestado en Erzurum, ciudad en el noreste de Anatolia, y enviado a la capital, Ankara, para ser interrogado. El Gobierno de Erdogan sospecha que él está vinculado con los artífices la intentona, informa la agencia semipública turca Anadolu.

Su arresto fue decretado por la Fiscalía tras comprobarse que el sospechoso también podría estar involucrado en una supuesta filtración de preguntas de un examen de funcionarios en 2010. La Fiscalía investiga si las redes vinculadas a la cofradía de Gülen filtraron a sus asociados o simpatizantes las preguntas de este examen, conocido como KPSS, que es necesario para acceder a la carrera del funcionariado y suscita cada año enorme expectación en Turquía. El caso tiene implicaciones políticas serias.

Y es que, según informa el diario “Hürriyet”, ahora se investiga también la puntuación alcanzada en ese examen por los cónyuges y familiares de los supuestos golpistas detenidos. Periodistas turcos han denunciado en el pasado la intención de la cofradía gülenista de colocar a sus allegados en puestos clave de la administración pública, aparentemente con el respaldo tácito del Gobierno hasta 2013, fecha en la que estalló una lucha de poder entre el “movimiento Hizmet” de Fethullah Gülen y el Gobierno.

La semana entrante, el ministro de Exteriores, Mevlüt Çavusoglu, y el de Justicia, Bekir Bozdag, viajarán a Estados Unidos, a cuyas autoridades intentarán persuadir de extraditar al predicador de 75 años, quién ha negado toda relación con el golpe militar. Mientras tanto, en suelo turco, continúa lo que algunos han descrito como una “caza de brujas”. Este mismo sábado (23.7.2016) fue arrestado Halis Hanci, percibido como la mano derecha de Fethullah Gülen. Ankara alega que Hanci entró al país dos días antes del golpe fallido.



Además, el primer decreto emitido por el Gobierno turco al amparo del estado de emergencia –vigente desde el jueves (21.7.2016)– ha sido el cierre de más de 2.300 instituciones, sobre todo escuelas privadas, vinculadas a las redes de los seguidores del predicador islamista Fethullah Gülen. Aunque éste, que vive desde 1999 en Pensilvania, ha negado toda implicación en el golpe, Ankara insiste en que es evidente que la asonada fue obra de sus simpatizantes, a los que tacha de “miembros de la Organización Terrorista Fethullah Gülen (FETÖ)”.

Desde la misma mañana del sábado pasado en la que fracasó el golpe, el Gobierno ha iniciado una purga de gran envergadura en la Administración que se extiende al sector privado. El decreto publicado este 23 de julio en el Boletín Oficial ordena la clausura de 35 hospitales privados, 1.043 colegios privados y hogares de estudiantes, 1.229 fundaciones, 19 sindicatos y 15 universidades privadas. “Todas esas instituciones cerradas pertenecen a la FETÖ, sin duda. No hay otro grupo afectado por esta decisión y no lo habrá”, dijo el viceprimer ministro Nurettin Çanikli en la televisión CNNTürk, y precisó que los centros confiscados serán gestionados por el Estado.

Por su parte, el presidente Erdogan dijo que la respuesta de la Unión Europea (UE) al intento de golpe de Estado muestra que “o tienen prejuicios o son incapaces de hacer una evaluación correcta”. En una entrevista con el canal de televisión galo France 24, Erdogan invitó a los responsables de política exterior de la UE a “venir (a Turquía) para que les demos información” sobre las circunstancias del fallido golpe del pasado 15 de julio. “¿Por qué solo se basan en los artículos de prensa para hacer sus evaluaciones?”, se preguntó el presidente, quien también planteó a Europa “si apoya al golpe o a un Estado democrático”.

Para Erdogan, los países europeos tienen derecho a criticar “pero no de forma sesgada”, que es lo que sucede, a su juicio, cuando la opinión se forma “a partir de fuentes equivocadas”. Aunque defendió el estado de emergencia decretado en su país, pidió que se considere que lo sucedido en Niza “fue un atentado terrorista ordinario, pero aquí [en Turquía] ha habido un intento armado de golpe de Estado, y hay que diferenciar entre los dos. Alguna gente no hace esa distinción”, señaló el mandatario turco.

ERC ( EFE / dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad