Turquía: cuando el suicidio es el último recurso | Política | DW | 18.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

Turquía: cuando el suicidio es el último recurso

Es la tercera vez que pasa en Turquía: una familia se envenenó con cianuro. Una serie de suicidios mantiene a la población en vilo, y la oposición afirma que la crisis económica está llevando a las personas a la muerte.

En las primeras horas de la mañana, en el destrito de Bakirkoy, en Estambul, la Policía hizo un horrible hallazgo el viernes pasado (15.11.2019). Los vecinos ya se habían quejado de que había un fuerte olor a productos químicos en un apartamento. Cuando la Policía entró a dicha vivienda encontró tres cuerpos sin vida. El joyero B. D., de 38 años, había envenenado a su esposa y a su hijo de 6 años con cianuro de hidrógeno, una solución de cianuro comúnmente utilizada en la minería. El padre, que asesinó a su propia familia, habría tenido problemas financieros antes de su suicidio.

El incidente conmocionó a la opinión pública turca, porque este suceso guarda mucho paralelismo con otros dos casos, en los que que también se empleó cianuro de hidrógeno. Hace una semana. en el distrito de Fatih, también en Estambul, se vivió una tragedia similar. "Atención. El departamento está contaminado con cianuro. Llame a la policía. No intervenga", rezaba en el letrero en la puerta de una vivienda de cuatro hermanos. La Policía entró y encontró cuatro cuerpos, de edades entre 48 y 60 años: dos hombres y dos mujeres.

"Ponemos fin a nuestra vidas"

Lo mismo sucedió unos días después en la ciudad de Antalya, en el sur del país. En un departamento, la Policía descubrió los cuerpos de una familia de cuatro personas, incluida la hija de nueve años y el hijo de cinco años, envenenados con cianuro de hidrógeno. Los medios de comunicación turcos informaron que el padre de familia, desempleado antes de morir, había escrito una carta de despedida: "Pido perdón, pero no puedo hacer nada más".

Los tres casos no solo tienen en común la muerte por envenenamiento, sino también los problemas socioeconómicos, ya sea por pobreza, endeudamiento o desempleo. En los medios de comunicación turcos se dijo que en Fatih se cortó la electricidad inmediatamente después de que los cuerpos fueron retirados del apartamento. Durante cuatro meses, los cuatro hermanos no habían pagado la factura de la electricidad.

"Crisis económica crucial"

En los medios de comunicación turcos y en las redes sociales, esta serie de suicidios se debate exhaustivamente. Circulan tanto teorías sobre conspiración como sobre la posible conexión entre la crisis económica y los suicidios. La oposición alega que el desempleo y la disminución del valor de la lira turca han contribuido a que haya un clima de desesperación en el país. En un discurso ayer domingo (18.11.2019), el presidente del principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP), comentó sobre los incidentes: "¿Por qué sucedió esto? En los contenedores de basura se ve a mujeres buscando comida entre los desechos. Solo necesitamos un mejor Estado de bienestar, necesitamos más sostenibilidad ", exigió.

Algunos expertos turcos señalan que esta serie de suicidios no son casos aislados. "Es incorrecto considerar un suicidio como un asunto individual, puramente psicológico", dijo la investigadora Hacer Foggo, de la asociación Cimen Ev. El suicidio suele ir precedido de causas sociales, enfatizó. "Estas personas no son percibidas en la sociedad, se sienten solas e impotentes, y cuando a eso se agregan preocupaciones económicas y no se pueden abastecer necesidades básicas como la comida, el agua y la electricidad, todo empeora", aseguró.

La Policía precintó la zona del suicidio de Antalya. Turquía.

La Policía precintó la zona del suicidio de Antalya, Turquía.

El cianuro se consigue fácilmente en Turquía

El Gobierno turco, por su parte, niega un vínculo entre la crisis económica y los suicidios. Para ellos, los suicidios son más bien una indicación de que hay muy pocos obstáculos en Turquía para adquirir cianuros tóxicos, por lo que deben entrar en vigor prohibiciones y regulaciones. Ya en junio, el Partido de Acción Nacionalista (MHP), que forma parte de la coalición gubernamental, pidió la prohibición del cianuro de hidrógeno, pero no sucedió nada. Por lo menos, el Ministerio de la Familia ha designado ahora una comisión para revisar dichos incidentes. El informe se presentará próximamente a la opinión pública.

No es sorprendente que el desempleo y la inflación monetaria pesen sobre la población turca: el desempleo es del 14 por ciento; el juvenil es incluso del 27 por ciento. La inflación provocó la fluctuación de precios de importantes bienes de consumo como medicamentos, alquileres, gasolina y productos básicos.

Instituto de Estadística: suicidios aumentaron considerablemente desde 2002

Sin embargo, de las estadísticas no se puede deducir que la crisis económica sea el factor determinante de los suicidios de Antalya, Fatih y Bakirkoy. Según el Instituto de Estadística de Turquía (TÜIK), el número de suicidios en 2018 fue de 3.161 casos. No se puede constatar por el momento un aumento desde el comienzo de la crisis económica, en el verano de 2018.

Por otro lado, ha habido un aumento significativo del 27 por ciento desde el primer año de mandato del partido conservador islámico, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), en 2002. Especialmente en los últimos siete años, la alta cifra de suicidios se ha mantenido constante.

Deutsche Welle informa con cautela sobre el tema del suicidio, ya que hay indicios de que el informar sobre dicho asunto, pueda dar lugar al suicidio por imitación. Si tiene pensamientos suicidas o está en una emergencia emocional, no dude en buscar ayuda. Visite el sitio web para ver dónde puede encontrar ayuda en su país: https://www.befrienders.org/.

(rmr/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda