Trump suspende viaje a Dinamarca por Groenlandia | El Mundo | DW | 21.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Trump suspende viaje a Dinamarca por Groenlandia

El presidente de EE. UU. tomó la decisión luego de que la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, aclarara que Dinamarca no tiene interés en vender Groenlandia, un territorio con abundantes recursos naturales.

Por medio de su red social favorita, Twitter, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes (20.08.2019) que suspendía una reunión que tenía agendada con la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, debido al nulo interés de ese país de Europa en vender Groenlandia, isla que se ha convertido en la más reciente obsesión del mandatario estadounidense.

"En base a los comentarios de la primera ministra Mette Frederiksen sobre que no tendría ningún interés en discutir la compra de Groenlandia, postergaré para otro momento nuestra reunión prevista para dentro de dos semanas", tuiteó Trump.

La visita a Dinamarca del presidente estadounidense fue simplemente "anulada", precisó un portavoz de la Casa Blanca, tras la publicación de varios tuits de Trump. 

"Un gran negocio inmobiliario"

The Wall Street Journal había informado del interés del presidente de Estados Unidos por ese territorio danés, lo que Trump confirmó, aclarando que no era una de las prioridades de su administración.

El diario explicó que el mandatario pidió a sus asesores que exploraran la posibilidad de comprar Groenlandia. Consultado sobre si consideraría la posibilidad de intercambiar otra región de EE. UU. por la isla, dijo que "se podrían hacer muchas cosas". Agregó que todo se trata "esencialmente de un gran negocio inmobiliario". Por medio de Twitter, el Ministerio de Exteriores de Groenlandia, que tiene un gobierno autónomo, respondió que podían hacer negocios, pero nada más.

"Espero que no sea en serio"

Siempre por medio de la red social, Trump agradeció a Frederiksen por ser tan franca. La política dijo, tras conocer el interés del empresario, que "Groenlandia no está en venta. Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio". Dinamarca colonizó la isla en el siglo XVIII, pero Groenlandia posee un gobierno autónomo que desde 2009 maneja todas las competencias, excepto política exterior, defensa y política monetaria.

"La primera ministra fue capaz de ahorrar una gran cantidad de gastos y esfuerzos tanto a Estados Unidos como a Dinamarca al ser tan directa. Se lo agradezco y espero que reprogramemos (la reunión) en algún momento en el futuro", escribió Trump tras conocer el rechazo de Frederiksen. Los dos líderes tenían previsto reunirse durante la visita que Trump tenía programada a Copenhague el 2 y 3 de septiembre, en el marco de una gira por Europa que incluirá también a Francia y Polonia.

Primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen: Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio. (Imago Images/Ritzau Scanpix/M. C. Rasmussen)

Primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen: "Groenlandia no es danesa, es groenlandesa. Espero de verdad que no sea nada que se haya dicho en serio."

Dinamarca reacciona: entre la "sorpresa" y la "ofensa"

La casa real de Dinamarca, que había cursado la invitación a Trump, expresó su "sorpresa" en un mensaje escrito difundido por la televisión pública danesa DR. Mientras la Primera ministra de Dinamarca, por su parte, se dijo también "contrariada y sorprendida" por la noticia y reiteró su "invitación a una cooperación estratégica más fuerte con los americanos en el ártico".

Mientras tanto, el conjunto de los políticos daneses expresaron su estupefacción por la decisión del presidente estadounidense.

"La realidad trasciende la ficción", este "hombre es imprevisible", declaró en un tuit Martin Østergaard, dirigente de la izquierda radical que forma parte de la mayoría parlamentaria.

"Sin ninguna razón, Trump considera que una parte (autónoma) de nuestro país está en venta. Luego anula de manera insultante una visita que todos estaban preparando. ¿Hay parte de Estados Unidos en venta? ¿Alaska?", reaccionó indignado en Twitter el dirigente conservador Rasmus Jarlov. "Por favor, más respeto", agregó Jarlov.

rml/dzc (afp, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda