Trump busca aliados contra Irán | El Mundo | DW | 11.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Trump busca aliados contra Irán

Después de varios incidentes en el Golfo Pérsico, EE. UU. busca viejos y nuevos aliados para una coalición militar que vigile el Estrecho de Ormuz. Los Emiratos Árabes y Arabia Saudita se unirían, pero ¿lo hará Qatar?

Donald Trump y Tamim bin Hamad al-Thani en Washington

Donald Trump y el emir de Qatar, en Washington

Según Joseph Dunford, jefe de Estado Mayor de Estados Unidos, el objetivo es "asegurar el libre paso por el Estrecho de Ormuz y el de Bab El Mandab".

El Estrecho de Ormuz tiene una gran importancia para la economía mundial: por la ruta marítima entre Irán y Omán se transporta un tercio del petróleo mundial. Por lo tanto, constituye un vínculo importante entre los productores de petróleo de la región (Arabia Saudita, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait e Irak) y los mercados de Asia, Europa y América del Norte. La vía marítima de Bab El Mandab se encuentra entre Yemen, Djibouti y Eritrea, el acceso por el sur al Mar Rojo, que fluye hacia el norte en el Canal egipcio de Suez.

Aumentan las tensiones entre Estados Unidos e Irán

No solo Estados Unidos, también Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos quieren reducir la influencia de Irán en la región. Por eso, Sebastian Sons, experto en la región de la Sociedad Alemana de Política Exterior (DGAP), asume que la idea de formar una coalición militar tendrá una respuesta positiva, especialmente entre los Estados del Golfo.

Estamos en contacto con varios países, dijo el general Dunford. Arabia Saudita no solo es el mayor enemigo de Irán sino el aliado más cercano de Estados Unidos en la región. Estados Unidos puede estar seguro de que este reino apoyará tal coalición militar.

La relación entre el príncipe heredero Mohamed Bin Salman y Donald Trump también se considera muy cercana. "Incluso se puede describir como una relación de dependencia, al menos desde el lado saudí", dice Sons. Arabia Saudita ha fortalecido su ejército, sobre todo con armas y equipos estadounidenses. Así que el reino de Bin Salman podría proporcionar no solo apoyo logístico sino también desplegar su propia armada o aviones de combate en esa misión.

"Mohammed Bin Zayed se ha vuelto más agresivo"

Estados Unidos puede contar con el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos, aunque Dubai ha seguido en el pasado un curso más conciliatorio, debido a sus intereses económicos en Irán. Debido a ello, Dubai busca relaciones más pragmáticas, dice Sons.

"Pero el centro del poder entre los Emiratos se ha movido fuertemente hacia Abu Dhabi", acota Sons, refiriéndose a la influencia del príncipe heredero Mohammed Bin Zayed, el gobernante de facto de los Emiratos Árabes Unidos. "Él domina la agenda política en los Emiratos y se ha vuelto mucho más intervencionista y agresivo frente a Irán".

Los Emiratos, junto con Arabia Saudita, se consideran pioneros de un frente anti-iraní en la región.

Nueva relación entre Estados Unidos y Qatar

Donald Trump se ha dado cuenta de que tiene que contar en tal coalición con el pequeño emirato de Qatar. Justo acaba Trump de recibir al jeque qatarí Tamim bin Hamad Al Thani en Washington, su "amigo" como lo llamó. En dicha ocasión, Qatar compró armas estadounidenses y aviones Boeing. Y acordó construir una planta petroquímica en el sur de Estados Unidos.

En 2017, cuando Qatar había caído en desgracia por sus estrechos vínculos con Irán, Arabia Saudita, los Emiratos y otros países vecinos lo bloquearon, con el apoyo de EE. UU.  Hoy, "la principal base militar de Estados Unidos en la región se encuentra en Qatar", destaca Sebastan Sons.

Qatar tiene hoy una importancia tremenda para los Estados Unidos. Qatar está involucrado en todos los conflictos en la región, pero Doha es  también el principal donante a la Franja de Gaza; sin su ayuda, la amenaza de guerra aumentaría para Israel. Además, Qatar tienen más influencia sobre los talibanes afganos que cualquier otro país del Golfo, por lo que desempeñan un papel importante en las negociaciones de paz allí. También es cierto que el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi ha dañado la imagen de Arabia Saudita y los Emiratos. Eso lo sabe Donald Trump.

(jov/er)

DW recomienda