Tropas kurdas toman los pozos petroleros de Kirkuk | El Mundo | DW | 11.07.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tropas kurdas toman los pozos petroleros de Kirkuk

Bagdad protesta y considera la acción "irresponsable", mientras continúa el enfrentamiento con la milicia terrorista suní del Estado Islámico de Irak y el Levante.

Las fuerzas de seguridad kurdas tomaron hoy el control de dos importantes campos petroleros en una disputada zona del norte de Irak: el de Bai Hassan y el de Kirkuk, informaron hoy círculos de la Compañía Petrolera del Norte, gestionada por el Estado. El gobierno central y la región autónoma kurda en el norte del país se disputan la zona rica en petróleo hace años. En los dos campos se producen actualmente unos 400.000 barriles al día.

Una fuente del Gobierno Regional del Kurdistán (KRG por sus siglas en inglés) declaró a Reuters, bajo condición de anonimato: "La KRG se vio obligada a actuar para proteger la infraestructura de Irak después de enterarse de los intentos del ministro de Petróleo iraquí para sabotearlas". "De ahora en adelante estarán bajo control de la KRG y esperamos que las operaciones empiecen pronto", añadió.

El Ministerio de Petróleo en Bagdad condenó las acciones, que consideró "irresponsables" y dijo que violan la Constitución y amenazan la unidad nacional en momentos en que los iraquíes deben unirse en la lucha contra los terroristas, según un comunicado. Según Bagdad, los kurdos expulsaron de los campos a los empleados. Sin embargo, un empleado de la Compañía Petrolera del Norte (NOC) informó que los trabajadores habían tenido la opción de quedarse o irse.

Bajo el acecho de la milicia suní

Tras los avances de la milicia terrorista Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS por sus siglas en inglés, rebautizada como EI) en el norte y oeste de Irak, se recrudeció también la disputa territorial entre los kurdos y el gobierno central de Bagdad. El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, acusa a los kurdos de refugiar en su territorio a terroristas del ISIS. Los cinco ministros kurdos en el gobierno central de Bagdad anunciaron que en protesta contra las acusaciones van a boicotear las sesiones del gabinete.

Las milicias del EI generaron una fuerte crisis en Irak con su avance a partir de junio. Políticos kurdos y suníes, pero también chiíes, acusaron al jefe de gobierno Al Maliki de haber discriminado a los suníes y haber posibilitado de esa forma el avance de los extremistas. La constante lucha de poder acerca cada vez más la posibilidad de una división de Irak en tres partes. Los kurdos en el norte ya planean un referéndum sobre una posible independencia de sus territorios autónomos.

Siguen los enfrentamientos

La disputa entre el gobierno y los kurdos se produce mientras las tropas iraquíes intentan recuperar territorio actualmente en manos de los rebeldes. Un funcionario de seguridad, Sabah al Noaman, portavoz del Departamento Antiterrorista, dijo hoy que el Ejército iraquí ha matado a muchos yihadistas, incluyendo milicianos árabes, en bombardeos cerca de la frontera con Siria.

En el sermón del rezo del viernes, leído en Kerbala por el representante de la máxima autoridad religiosa chií de Irak, ayatolá Ali al Sistani, pidió a las fuerzas de seguridad y a los voluntarios iraquíes en la lucha contra los yihadistas suníes que respeten los derechos de los civiles. Mahdi al Karbalai subrayó que "la llamada a participar como voluntarios en las filas de las fuerzas militares se realizó con el propósito de proteger a los iraquíes de diferentes credos y a los lugares sagrados de (los ataques de) los terroristas extranjeros".

LGC (dpa / Reuters / EFE)

Publicidad