Tribunal pakistaní otorga libertad bajo fianza a Musharraf | El Mundo | DW | 09.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Tribunal pakistaní otorga libertad bajo fianza a Musharraf

El expresidente, que enfrenta tres causas ante la Justicia, recibió el visto bueno para abandonar el arresto domiciliario por la muerte de un líder separatista.

La situación actual del expresidente pakistaní Pervez Musharraf es extraña. Fue el primer exjefe del Ejército, en ser arrestado en la historia de su país. Está amenazado de muerte por los talibanes, un poco abandonado por quienes antes estaban a su lado y enfrentando, además, tres causas judiciales. Al menos este miércoles (09.10.2013) recibió una buena noticia, al enterarse de que el Tribunal Supremo de Pakistán le concedió la libertad bajo fianza.

Esto, por la muerte de un líder separatista. El juicio contra Musharraf rompió una norma no escrita en el país, que decía que los altos cargos militares son (eran) intocables, incluso cuando ya no estaban en activo. La decisión de otorgarle la libertad, piensan algunos analistas, puede tener que ver con declaraciones del actual jefe del Ejército, quien dio a entender que los uniformados no están contentos con lo que sucede con Musharraf.

Pese a que enfrenta todavía otras causas, el abogado del exmandatario, Ahmed Raza Kasuri, dijo que su defendido podía abandonar el país apenas la decisión judicial se haga efectiva. “El personal penitenciario presente en su casa se marchará en cuando reciban la orden de un tribunal de primera instancia”, dijo el especialista. “Musharraf puede volar a Dubái este jueves (10.10.2013), cuando se cumplan las formalidades legales”, aseguró.

No abandonará el país

El Supremo, en tanto, explicó a la prensa que “la solicitud de libertad bajo fianza fue aceptada, a la espera del pago de dos fianzas por un millón de rupias cada una (casi 7.000 euros)”. Musharraf ya había recibido la libertad bajo fianza por los otros dos casos: el asesinato de la exprimera ministra Benazir Bhutto y el arresto de los jueces del Tribunal Supremo.

Musharraf era jefe del Ejército cuando dio un golpe de Estado contra el primer ministro Nawaz Sharif, en 1999 (Sharif ocupa el mismo cargo en la actualidad). En 2008 dimitió a su cargo de presidente, tras la victoria del Partido del Pueblo de Pakistán, de la asesinada Bhutto, y estuvo cuatro años en el exilio. Regresó para presentarse en las elecciones presidenciales de mayo de 2013, pero eso le fue prohibido por las causas judiciales pendientes.

Mohamed Amiad, secretario general de un partido afín a Musharraf, aseguró que su líder no abandonará el país y que no tiene planes inmediatos siquiera de volar a Dubái, donde vive la madre de 90 años del retirado militar. Amiad añadió que si por alguna razón Musharraf sale de Pakistán, volverá a enfrentar los casos que quedan pendientes en su contra.

DZC (Reuters, El Mundo, AP)

Publicidad