Tres organizaciones salafistas fueron declaradas ilegales en Alemania | Alemania | DW | 13.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Tres organizaciones salafistas fueron declaradas ilegales en Alemania

Alemania ilegalizó este miércoles tres agrupaciones de salafistas, acusadas de querer acabar con el sistema democrático.

La Policía alemana registró los lugares de reunión de grupos salafistas y cerca de 20 viviendas de sus miembros en Renania del Norte Westfalia y Hesse.

El ministro alemán del Interior, Hans-Peter Friedrich, informó de la ilegalización de las organizaciones "DawaFFM" e "Islamische Audios", así como "An Nusrah", que forma parte de una organización ya ilegalizada en 2012 llamada "Millatu Ibrahim". Alemania les acusa de querer acabar con la democracia para instaurar un sistema basado en la ley islámica o "sharia" y de llamar a la violencia contra los que tienen otras creencias. Durante los registros, los cerca de 120 policías que participaron en la operación se incautaron de portátiles, teléfonos móviles, datos, dinero en efectivo y de material propagandístico.

Incompatible con la democracia

El salafismo se basa en una interpretación reaccionaria del Islam y es considerada la corriente de mayor crecimiento en el ámbito radical islámico. "El salafismo, tal y como lo representan las asociaciones ilegalizadas ahora, es incompatible con nuestro orden democratico libre", dijo el ministro del Interior alemán. "Vigilamos a los cerca de 4.500 miembros de asociaciones salafistas, aunque no todos son terroristas", declaró Friedrich. "Sin embargo, la mayoría de los ataques terroristas frustrados en el pasado fueron planeados por salafistas", agregó.

El presidente de los servicios secretos alemanes, Hans-Georg Maaßen, se refirió a estas ilegalizaciones como "un buen día para la seguridad en Alemania". Según sus datos, las amenazas a manos de salafistas han aumentado en los últimos años. "Los salafistas no son solo activos en los lugares de oración o en internet, sino que también perpetran actos violentos en las calles", indicó Maaßen.

En junio de 2012 la policía alemana llevó a cabo grandes redadas contra los salafistas radicales en 80 lugares en siete estados federados alemanes, donde registraron pisos, asociaciones y una mezquita. Las investigaciones también se centraron entonces en Renania del Norte-Westfalia y Hesse.

Frustran planes de atentado

Por otra parte, la policía detuvo a cuatro salafistas acusados de planear un atentado contra el presidente del partido ultraderechista alemán Pro NRW en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, según informaron los servicios policiales en Essen.

El ministro Friedrich negó que existiera relación entre estas detenciones las redadas policiales.

er (dpa, reuters)

DW recomienda

Publicidad